Durante sus últimos años de operación, el Seguro Popular comenzó a ocultar cada vez más información, operó con padrones opacos y no demostró indicadores que respaldaran su efectividad.

No obstante, varias empresas privadas decidieron aprovechar estos errores para beneficiarse a manos llenas.

Empresas como TV Azteca, Televisa, SixSigma Networks y Grupo Consultoría recibieron contratos por adjudicación directa para operar el controvertido sistema de salud creado por Vicente Fox y continuado por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Así, con el billón 379 mil 645 millones de pesos, que pagaron los mexicanos por el Seguro Popular, tres grandes negocios se beneficiaron más que la población objetivo, según la Unidad de Datos de SinEmbargo.

Gastos sin éxito

Algunos de los gastos millonarios a las empresas beneficiadas que no lograron sus objetivos iniciales son:

Centro de datos de beneficiarios

Al arrancar el Gobierno de Enrique Peña Nieto en 2013, el centro de datos en el que se almacenaría la información acumulada sobre el número de beneficiarios del Seguro Popular fue adjudicado a la empresa SixSigma Networks, de María Asunción Aramburuzabala Larregui, con un contrato de 4 millones 900 mil pesos.

Aunque se hizo la inversión, la ASF indicó que no había un sistema disponible que demostrara la armonía entre la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS) y los  Regímenes Estatales de Protección Social en Salud.

María Asunción Aramburuzabala Larregui

Gracias a esto, fue imposible verificar si el acceso a los servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios fue efectivo.

Además, como el sistema de afiliación y reafiliación no estaba sistematizado y no había internet en todos los módulos, los padrones no pudieron elaborarse en tiempo real.

Y pese a eso, en 2014 se renovó la contratación con otros 7 millones 643 mil 965 pesos con 52 centavos para SixSigma Networks.

¿Era sostenible el Seguro Popular?

A su llegada a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador anunció la sustitución del Seguro Popular con el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), decisión que fue duramente criticada por ser muy “improvisado”.

No obstante, al debate lo acompañan dos estudios sobre la viabilidad financiera del Seguro Popular, que fueron clasificados por la CNPSS como reservados hasta 20217.

Uno de esos estudios se centra en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos según la siniestralidad registrada, así como los padecimientos que generaban este tipo de erogaciones y, el otro, sobre la prima del programa de la consideración de la Cartera del Catálogo Universal de Servicios de la Salud.

El contenido de ambos documentos revelaría si el Seguro Popular era sostenible para una proyección de 2016 a 2025.

Las valuaciones financieras y actuariales de la prima del Seguro Popular y del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos fueron hechas entre 2014 y 2016 por Farell, Grupo de Consultoría, mediante cinco contratos de un total de 2 millones 4 mil 560 pesos.

Campañas de logros

El Gobierno de Enrique Peña Nieto fue caracterizado por el excesivo gasto en publicidad, de 64 mil millones de pesos, y el Seguro Popular no fue la excepción.

Campañas televisivas se encargaron de difundir “Salud para todos” y “Logros del Sistema Nacional de Salud 2015. Versión Seguro Popular” en 2013 y 2015.

Con ello, TV Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, se llevó 10 millones 869 mil 48 pesos y Televisa, de Emilio Azcárraga Jean, 10 millones 285 mil 177 pesos.

Desvío y desaparición de recursos

Además, en la transferencia de recursos a los Gobiernos estatales se perdieron 77  mil 606 millones mediante unos cien “trucos” para desviar dinero de sus objetivos, según reveló la revisión de 2008 a 2018 de la ASF.

Los estados con mayor número de irregularidades fueron:

  • Veracruz (14 mil 052 millones 583 mil 397 pesos)
  • Jalisco (10 mil 141 millones 748 mil 067 pesos)
  • Estado de México (8 mil 170 millones 887 mil 483 pesos)
  • Chiapas (5 mil 892 millones 138 mil 048 pesos)
  • Guerrero (mil 795 millones 405 mil 558 pesos)