El ex presidente Felipe Calderón agredió al Padre Alejandro Solalinde, pues desde Twitter le dijo que era un “curita de cuarta”.

Parece ser que al ex panista que está en vida de fundar un nuevo partido no le gustó nada que el Padre Solalinde se refiriera a la familia LeBarón y les pidiera que se decidieran si estaban o no con México.

El sacerdote dijo en Oaxaca: “no se vale que la familia LeBarón vaya a pedir la intervención de un gobierno extranjero, cuando en México el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha ofrecido el diálogo”.

Esta declaración desquició a Calderón, pues puso en un tuit, refiriéndose al Padre Solalinde pero sin mencionarlo, le dijo que era un “curita de cuarta”.

Posteriormente a ese tuit, compartió una publicación del presentador de noticias, Pascal Beltrán del Río, quien puso “El padre Solalinde debe decidir si está del lado de las víctimas o del lado del poder”.

Posteriormente, Calderón hace una referencia bíblica para afirmar que el Padre Solalinde aunque se asuma y la gente lo vea como caritativo, en realidad está podrido por dentro. Y es que, para hablar del padre, Calderón se refirió a la expresión del “sepulcro blanqueado”.

El pasaje donde se menciona a los sepulcros blanqueados es la siguiente:

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros blanqueados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crímenes. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: “Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas”! Con esto atestiguáis en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!»