Contactanos

 

Asistentes a la protesta en contra del Plan B, iniciativa propuesta por el Presidente de la Republica AMLO, cantan el himno nacional en apoyo al INE. Foto Fernando Carranza García/Cuartoscuro

Crónicas

Entre la desinformación y el odio: crónica de la defensa al INE

El transporte público está en mi día a día. Lo vivo, lo uso y lo sufro. Por eso hoy, pasadas las diez de la mañana que lo abordé para ir al centro de la Ciudad de Guadalajara, algo me llamó la atención. Y es que me sorprendió ver a gente que estaban ahí en el Tren Ligero como si fuera un suceso, como si viviera un hecho histórico.

Esas personas tenían rasgos caucásicos y portaban ropas de marca en tonos rosas y blancos. Iban como uniformadas. Y asistían en familia. Caminaban como perdidas en un lugar inhóspito: parecían antropólogos en el Amazonas o turistas mexicanos en China. Se sorprendían de todos. Del letrero. Del piso. De las vías. De los andenes. De los cables del Tren Ligero. De la gente morena que los miraba como extraños.

Me di cuenta que la realidad de esas persona vestidas tan de rosa es muy lejana a la mía y a la de millones de mexicanos. Para ellas, hoy domingo fue quizás su primera vez en el transporte público de la ciudad que habitan.

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

Se tomaban selfies y fotos grupales como si estuvieran visitando un lugar al cual jamás regresarían, y quisiera guardar un recuerdo. Seguramente después de esta “experiencia”, regresarían a sus autos de lujo, y el haber subido al transporte público de “la gente” se presumiría como una anécdota que se contaría en alguna cena familiar: “te acuerdas cuando nos subimos al Tren Ligero…”

Estas personas tan de rasgos caucásicos y tan vestidas de blanco y rosa se bajaron donde yo: en la estación del centro. Ahí se llevaría a cabo la concentración para “defender al INE” del terrible dictador Andrés Manuel López Obrador.

Ahí me quedó claro que lo que muchos habían manejado como una “marcha” no lo era, sino sólo una “concentración. Y cuando me bajé, lo primero que percibí fue enojo, y odio. La gente gritaba consignas como “El INE no se toca” y “venimos a defender al INE”. Y esas consignas, de la forma en cómo las gritaban, evidenciaba algo de insulto, de agravio, así como si cada palabra pronunciada trajera violencia dentro.

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

Me quedé parada en una esquina y escuché que una mujer, muy preocupada, le decía a otra: “Dicen que tengas cuidado con la gente morena que te va a estar juzgando”. Era como una alarma: si te entrevistan, no respondas. Si te preguntan, tú callada. En la lógica de esas señoras tan de blanco y rosa en sus ropas, todos los morenos son comunistas en potencia que quieren desestabilizar a las clases altas y medias vía “juzgarlas”.

Pero eso no me importó. Yo venía a cubrir la marcha. Saqué mi celular y comencé a preguntarle a la gente si quería hablar. “Sólo unas preguntas”, les decía. Quería saber por qué estaba la gente ahí, si realmente le preocupaba la democracia o no.

A quienes entrevisté, me dijeron que la democracia estaba en riesgo y que, si no protestábamos, habría en México una dictadura. Y todas las personas me decían que el Plan B propuesto por el presidente era lo peor. Al preguntarles qué de ese plan les preocupaba, no sabían qué responder. Volvían a “se quiere imponer una dictadura” y “López nos quiere robar la democracia”.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

Entre tanta confusión por el Plan B, una señora, muy convencida y echada para adelante, me aseguró incluso que AMLO había ordenado en las modificaciones legales que a todos los mexicanos se les retirara la credencial de elector.

Quería reírme por el tamaño de la desinformación, pero me aguanté.

Y así, cada pregunta era respondida con falta de conocimiento sobre el Plan B, y se regresaba a las consignas: “Yo defiendo al INE”, “mi voto se respeta” y “López es un dictador”.

Dentro de las pancartas que hubo, una me puso a reflexionar. Decía: “Ni clasista, ni racista, ni partidista”. Lo extraño de esa pancarta es que evidenciaba una completa incongruencia. Los gritos que yo escuchaba eran clasistas y racistas, y había ahí en la plaza mucha gente del PAN. Incluso el último orador fue funcionario en los gobiernos panistas.

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

La Plaza de la Liberación, a diferencia de lo que dijo el último orador, no estaba llena. Había muchos espacios vacíos. Los organizadores afirmaron que fueron más de 22 mil personas, pero seguramente fueron muchos menos. Aunque tampoco es que no hubiera habido nadie. Hubo, sí, pero no multitud.

Mientras en el templete alguien hablaba de que AMLO quería “destazar” al INE, un señor a mi costado gritó muy enojado: “que chingue su madre AMLO y todas sus huestes”. Parecía que quería golpear a alguien. Estaba como fuera de sí. Con odio en todos lados.

Otro de los oradores indicó que estaba en riesgo la libertad y que, si no se seguía protestando, vendrá a esclavitud de nuevo. La gente aplaudió ese discurso. Y como estaba el templete delante de la escultura de Miguel Hidalgo, me pareció que todo tomaba un tono tragicómico.

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

Durante toda la concentración un señor repartió calcomanías que decían: “Yo defiendo la democracia. Yo defiendo al INE”. Aunque, habrá que decirlo, parce ser que imprimieron de más, porque al final del mitin, el señor que las repartía tenía aún como cinco cajas con las pegatinas. Quizás hicieron mal las cuentas. O quizás esperaban más gente de la que llegó.

Aunque muchas personas arribaron al mitin convencidas de que AMLO era un dictador y que estaba por destruir la democracia y al país, también hubo mucha gente que llegó como acarreada. Esas personas cantaban las consignas, pero sin ganas. Y se notaba que venían como sin mucha fuerza. Por su puesto que sus ropas eran muy distintas a las de marca de la gente que venía convencida. No puedo afirmar que sean acarreados, pero tampoco es que tenga muchas dudas.

Marcha en “defensa” del INE en Guadalajara. Foto: Yulissa Camacho/Polemón

Estaba por irme y vi una pancarta en la que se leía: “Ya despertó la clase media, pendejo”. Y me quedé pensando que esa frase bien podría resumir la concentración: gente de clase media y alta que odia al pueblo y lo considera pendejo. La soberbia de la pancarta era fortísima.

Tomé el tren ligero. Las familias blancas y vestidas de ropas rosas de muy buenas marcas ya no venían. Seguro se cansaron y se fueron en Uber. O quizás se quedaron en el centro, como turistas. Puede ser que para algunos era la primera vez ahí, y querían selfies. Para después contar en cenas familiares que, un día, tomaron el transporte público y fueron al centro de la ciudad.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo
Yulissa Camacho Mora
Escrito por

Historiadora en formación. Creo en el poder del pueblo y en su voz.

5 Comentarios

5 Comentarios

  1. Avatar

    Canec Sosa

    27 febrero, 2023 at 9:15 am

    La clase dominante no quiere perder su poder, mientras que la gente desinformada cree ciegamente todo lo que lee.

  2. Avatar

    Médico

    27 febrero, 2023 at 12:22 pm

    No sé Yulissa tu nota parece racista, parece que te molestara la gente de tez blanca pero eso tiene cura, espero no me censures, pero te recomiendo para romper tus fobias que te pongas de novia de un hombre caucásico y así te alivias.

  3. Avatar

    RFC

    27 febrero, 2023 at 11:14 pm

    Por supuesto no podía faltar el comentario pendejo, de un pendejo, que cree (no podía ser de otra manera) que en realidad la reportera en el fondo “desea” o “necesita” una pareja de tez blanca.
    En serio, esta gente está muy tocada del cerebro. Realmente es tan enfermizo su odio que cuesta no creer que es un desorden genético, porque pueden decir las estupideces más absurdas y tomarlas como ciertas.
    En fin, de todas maneras y aunque ladren, se hace lo.que dice la mayoría. Y les recuerdo que ya pagan impuestos y los van a seguir pagando. Eso sí me produce un placer malsano jajaja

  4. Avatar

    ALEJANDRO AREVALO SERRANO

    28 febrero, 2023 at 9:21 pm

    Es muy triste. Básicamente hablamos de una muy equivocada convicción que tiene un segmento poblacional que ya le habían “agarrado el modito al abuso perenne y fácil” y de acuerdo a los valores del régimen anterior, serían los más capaces, superiores, etc.

    No protestan por defender algo, sino se adhieren al que puede incrementar sus posibilidades de supervivencia, así, en términos de bestias; y se siguen entre ellos a hacer su selección natural.

    Yo se personalmente SE DE MANERA DIRECTA que de 14 marchistas conocidos, del que soy su moreno solitario, NINGUNE DE ELLES leyó las reformas que les pasé ANTES de la primera marcha, con lo que las reformas, oficialmente les valen madres.
    Gracias X leer.

  5. Avatar

    Ricardo Gonzalez

    17 abril, 2023 at 9:16 pm

    Dificil de creer que al anciano alguien le cree sus mentiras diarias, igualita que el anciano y sus huestes, no pudiste escribir dos parrafos sin mentir, ¿donde les viste lo caucásico?, de ahí para adelante nada es creible, estan cortados con la misma tijera, la mentira, los complejos y el odio los caracterizan. La mayoria no queremos un gobierno corrupto, mucho menos un gobierno corrupto, incompetente y autoritario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Támbien te puede gustar

Taim-Lain

El periodista de derecha, Pablo Hiriart, lanzó severas cuestionamientos a Xóchitl Gálvez Ruiz, aspirante a la Presidencia de la República por la coalición del...

Taim-Lain

La candidata de la coalición Morena, PT y PVEM a la gubernatura de Morelos, Margarita González Saravia, mantiene una ventaja significativa en la contienda...

Taim-Lain

Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de Morena, PT y PVEM, respondió a la nota “periodística” difundida por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI),...

Taim-Lain

El magnate y evasor fiscal, Ricardo Salinas Pliego, se atrevió a llamar por primera vez “gobiernicola” al Presidente Andrés Manuel López Obrador.  Y no...