El “jefe” Diego Fernández de Cevallos ha vuelto a reaparecer en la vida pública ahora que se aproxima la contienda electoral, pero no fue por casualidad, sino con un objetivo bien definido, impedir que Morena arrase en las elecciones para socavar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y para estar en el centro de las miradas se ha hecho de los servicios de la misma empresa que lleva la estrategia de Ricardo Anaya Cortés en sus recorridos por el país. Se trata de Ojiva Consultores, propiedad de Andrea de Anda, de acuerdo con información del periodista de Proceso, Álvaro Delgado.

De esta manera, —señala el periodista—  “Fernández de Cevallos no sólo comparte con Anaya el mismo proyecto político y electoral hacia 2024, en particular enfocado en los jóvenes, sino la misma estratega en redes sociales”.

De Anda cobró por lo menos 3 millones de pesos en la campaña de Anaya como aspirante a la Presidencia de la República por la alianza de los partidos PAN, PRI, PRD y MC en 2018. Otros estrategas que también participaron con Anaya son Víctor “Pico” Covarrubias y Roberto Trad Hasbun.

De acuerdo con Delgado, De Anda es propietaria de la agencia Ojiva Consultores, con sede en Querétaro, donde conoció a Anaya desde antes de ser presidente nacional del PAN. Fue su principal consultora y operadora en estrategia digital.

Al llegar a la presidencia del PAN, tras la campaña de 2018, Marko Cortés apartó a De Anda y a su agencia y ahora es la que auxilia a Anaya en la difusión de sus recorridos por mil municipios de México, como parte de su estrategia para volver a ser candidato presidencial en 2024.

En una entrevista que sostuvo el panista con la periodista Carmen Aristegui, ésta, le mencionó que la consultoría había estado involucrada en un escándalo por lavado de dinero, documentado por el diario El Heraldo, sobre lo cual, Fernández de Cevallos negó tener conocimiento y afirmó confiar en De Anda.

En esa entrevista, Fernández de Cevallos habló sin tapujos de su relación con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, sobre el cual afirmó que no tiene relación con su proyecto actual.

Diego Fernández de Cevallos. Foto: Especial.

“Por supuesto que tuve mucha relación con él, de frente, sin ocultar nada, y lo que hice con Salinas lo volvería a hacer porque lo hice por el bien de México”, dijo el también ex candidato presidencial.

“A ver, que me salgan ahora cambiando la relación de la Iglesia con el Estado, las reformas en materia ejidal, educativa, para que Fox fuera presidente de la República y todos los que tuvieron padre o madre extranjeros. Todos los cambios que yo hice, empezando por la credencial con la que ahorita se puede votar con la fotografía y que hizo posible que López Obrador llegara a la Presidencia”, añadió. 

Fernández de Cevallos rechazó de manera insistente sus vínculos con Salinas, incluso aún cuando se le mencionó la intervención del ex presidente en el caso Ahumada. El panista se deslindó: “Una cosa es la amistad y otra cosa la corrupción y componenda. Nadie me puede acusar de eso ni con Carlos Salinas ni con la madre que los parió. Los de Morena ahora me sacan como prueba de corrupción con una foto con Salinas. Y ¿por qué no sacan las que salgo con López Obrador o Bartlett?, hay muchas fotografías; con todos los que ahora están encumbradas he tenido buena relación”, lanzó.