El problema del dengue en Jalisco es alarmante. En lo que va del año, se han confirmado 5 mil 47 casos y faltan 34 mil 414 por confirmar. Además, en la entidad han muerto 13 personas, 11 de éstas murieron la semana pasada.

A nivel nacional, Jalisco es el segundo lugar con más muertes, con más casos confirmados y es el primer lugar en casos por confirmar por el virus del dengue.

Lamentablemente el problema es aún mayor. Pues Jalisco es el estado que registra más casos del serotipo 2 del virus. Tan sólo en este año van 2,942 casos y para dimensionar el problema, la segunda entidad con más registros de este tipo es Quintana Roo, con poco menos de 500 casos. Es decir, hay una diferencia de 2,400 casos aproximadamente, entre el primer y segundo lugar. Lo alarmante de este serotipo es que genera cuadros más graves y agresivos, como han señalado expertos en la materia.

Mosquito del dengue. Foto: Especial

Aunado a lo anterior, diversos medios han señalado que el sistema de salud local está rebasado.  Y no hay camas suficientes en los hospitales para atender a la población.

Frente a este problema, Enrique Alfaro ha señalado que “esto no es más que consecuencia del cambio climático”. Sin embargo, esto es una irresponsable generalización y una verdad a medias. Es decir, el cambio climático es un factor que afecta de manera diferente en cada ecosistema y sí propicia condiciones favorables para el dengue, pero ¿cuál es el verdadero peso de dicha variable en el estado? ¿Por qué en Jalisco el incremento de casos es exponencial y por qué hay estados donde sí se han disminuido los casos de dengue respecto a 2018?

Estas preguntas siguen sin atenderse, propiciando que la hipótesis del cambio climático sea una más entre otras tantas que también pueden explicar el fenómeno. Por ejemplo, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, de la Secretaría de Salud, señala que el virus del dengue también se debe a la carencia de servicios básicos, a la falta de recolección de basura y desechos de la vivienda. Es decir, también es responsabilidad del gobierno.

No es posible que ante un problema que está causando vidas, la aplanadora de Movimiento Ciudadano en el Congreso de Jalisco haya impedido que se emita alerta epidemiológica. Una vez más la bancada de Enrique Alfaro antepone sus intereses de grupo y deja a un lado los intereses de los jaliscienses.

Incluso el gobernador señaló que, “como siempre, hay quienes tratan de difundir miedo y sacar raja política. Los mismos de siempre han querido generar la percepción de que el gobierno ha tenido responsabilidad en este asunto”. Sin embargo, estas declaraciones lo único que generan es que la crisis en la que está metido Enrique Alfaro, desde que comenzó su gobierno, crezca como bola de nieve pues la población quiere ver resultados, no escuchar pretextos.

Finalmente, la tendencia muestra que las defunciones por causa del virus del dengue seguirán aumentando y si el gobierno del estado no toma medidas responsables y certeras, crecerá un ambiente de ingobernabilidad pues además del tema de salud pública, el aumento en homicidios en el estado sigue en las nubes. ¿Será que ese tema también es causa del cambio climático?