Andrés Manuel López Obrador se entrevistó con el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, pero no viajó a Estados Unidos para conocerlo. Lo hizo esta tarde mediante una videoconferencia desde Palacio Nacional.

El tabasqueño le habló de la pobreza que padece México, particularmente las comunidades más alejadas de las zonas urbanizadas, en donde no se tiene acceso a internet ni a la telefonía móvil.

Le solicitó su ayuda para emprender un proyecto de interconexión en zona pobres del país, propuesta que AMLO, durante un mitin en Nayarit, le había pedido a las telefónicas, en especial a Telmex y Telcel. El dueño de ambas, Carlos Slim, rechazó el pedimento, con el argumento de que no se trataba solamente de “cablecitos y fibra óptica como tal”. 

Hoy, el mandatario le contó a Zuckerberg:

“Contamos con toda la red eléctrica que sí llega al 95 por ciento del territorio, aprovechar esa infraestructura para que con fibra óptica y posiblemente antenas podamos comunicar. Es un programa para comunicar, informar, mejorar la educación, la salud, servicios a muy bajo costo, no con fines de lucro y dejar un margen, un sector que pueda pagar el servicio para que podamos ser autosuficientes, entonces nos importa mucho el apoyo de ustedes, compartir este proyecto con los representantes de Facebook de México, hay comunicación”, explicó el mandatario. 

 

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Foto: Especial

En el video de esa conversación, el mandatario le dice al fundador de Facebook que sólo el 20 por ciento de la población tiene acceso a internet , por lo que su gobierno busca llevar este servicio a cerca de 300 mil localidades del país.

“Si tú lo consideras interesante te invitamos a participar para poder hacer una sociedad, sería algo extraordinario que Facebook ayudara en la comunicación, la conectividad en México, sobre todo en beneficio de los pobres, ese es el planteamiento que te queríamos hacer y agradecerte mucho tu tiempo”, le dijo el presidente.

AMLO hablando con el dueño de Facebook

López Obrador aprovechó además la ocasión para resaltar una de sus medidas de austeridad más cuestionadas: el ahorrarse viajes de “turismo político” para establecer acuerdos o convenios con distintas instituciones del mundo.

“No hace falta viajar con frecuencia al extranjero, ahora podemos comunicarnos mediante videoconferencias. Así conversé el día de hoy con Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y accionista de WhatsApp e Instagram. El tema es cumplir el compromiso de que haya internet para todos”, remató el presidente en su cuenta de Twitter.