Los diputados del PAN y del PRD quieren censurar a JohnYSabina y La Maroma Estelar, dos de los programas que fueron estrenados recientemente en Canal Once tras el inicio de la Cuarta Transformación.

Un total de 67 diputados del PRD y del PAN presentaron una queja ante el defensor de las audiencias en Canal Once en la que pidieron medidas “correctivas” al programa JohnYSabina, estelarizado por John Ackerman y Sabina Berman, así como al programa de La Maroma Estelar, conducido por Hernán Gómez y Carlos Ballarta.

En un documento de la diputada panista Laura Rojas dirigido al doctor Felipe Neri López Veneroni, quien es defensor de las audiencias en el Canal Once, los legisladores critican que ambos programas sean “apologistas del régimen en turno y a la par discriminan aquellas voces y opiniones contrarias al Gobierno en turno”.

A pesar de que la programación actual del Canal Once se ha mantenido intacta y los programas realizados con los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón no han salido del aire, los diputados se quejan de que buena parte de la programación ha sido propagandística y “se ha destinado a la implementación de programas con personas que históricamente han sido afines a la ideología de la actual administración pública”, lo que, según ellos, “resta pluralidad, diversidad y falta de objetividad”.

En relación al programa de JohnYSabina, los diputados lamentan que en el episodio sobre el #MeTooMéxico se hayan referido al fenómeno como parte de los “tiempos del cambio”, lo cual -dicen- forma parte de la “propaganda a la ideología gubernamental”.

Además, critican que en el episodio sobre la Guardia Nacional al cual fue invitado José Manuel Mireles, ex líder de las autodefensas en Michoacán, porque desde su percepción “presentó una visión apologista de la nueva institución de seguridad pública”.

John Ackerman, José Manuel Mireles y Sabina Berman. Foto: Especial

Sobre el debate dedicado al tema de Chairos vs Fifís, los diputados manifiestan su descontento porque según ellos el programa se dedica a ahondar las diferencias, polarizar la sociedad y generar estereotipos discriminantes vedados por la ley.

Los diputados se quejan también del programa La Maroma Estelar porque en el episodio sobre medios y comentocracia hubo señalamientos contra los periodistas que no son afines al Gobierno.

“Este programa, falto de equilibrio y pudor, se tradujo en un abierto y casi descarado ataque en contra de los que el Gobierno Federal -o sus apologistas- consideran sus enemigos”.

Hernán Gómez y Carlos Ballarta. Foto: Especial

Al final del documento, los diputados opositores se lamentan porque la radiodifusión pública pasa por una “triste etapa de devastación de pluralidad ideológica” y por ese motivo le piden al defensor de las audiencias que tome “acciones correctivas” contra ambos programas.

Además, los legisladores del PAN y el PRD exigen la cancelación de las transmisiones de las conferencias matutinas del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues “se aproximan a los peores ejemplos de la propaganda política que podamos encontrar en nuestro hemisferio, como es el caso venezolano, en el que -ni siquiera allí- las transmisiones son cotidianas”.

John Ackerman, Sabina Berman y Hernán Gómez reaccionan al intento de censura

En una transmisión vía Facebook momentos antes de su programa, John Ackerman, uno de los conductores del programa JohnYSabina, se lanzó contra los diputados panistas y perredistas por lo que consideró un intento de censurar que busca limitar su libertad de expresión.

Ackerman destacó que hasta el momento el director de Canal Once, José Antonio Álvarez Lima, no ha quitado de la barra de programación ni un solo programa de televisión creado en los anteriores gobiernos y resaltó que con la generación de nuevos contenidos tras la llegada de la Cuarta Transformación, lo único que se hace es compensar, equilibrar y pluralizar el medio, lo cual para él ”es algo magnífico”.

“A algunos les da un coraje, mucha desesperación pensar que podrían haber otros contenidos. Nos quieren nosotros de izquierda en las redes, en la marginalidad y no soportan que estemos también en la televisión dialogando con el público. Presentan estas quejas y lo único que hacen es exhibirse ellos solos. Es una cosa ridícula“.

Al final de su intervención, Ackerman invitó a los diputados quejosos a debatir sobre la libertad de expresión y la pertinencia de este tipo de contenidos en los medios públicos.

Por su parte la escritora Sabina Berman, quien conduce junto con John Ackerman el programa de JohnYSabina, rechazó la idea de que el Canal Once esté siendo utilizado como medio propagandístico, pues en cada uno de los programas se han realizado críticas al gobierno de AMLO y se ha hablado con absoluta libertad de expresión.

“Es una carta muy bonita conceptualmente y teóricamente impecable pero no tiene nada que ver con la realidad”, explicó Berman en una entrevista en el programa de Julio Hernández López en RadioCentro.

Con datos duros, la escritora demostró que los diputados del PAN y el PRD se equivocan al afirmar que buena parte de la programación de Canal Once se ha vuelto propagandística tras el estreno de JohnYSabina y La Maroma Estelar, pues ambos emisiones solamente ocupan 2 de las 133 horas a la semana de la programación, lo que representa apenas el 1.5% de los contenidos.

Inclusive, Berman confesó que han invitado a adversarios y críticos del gobierno como Claudio X. González, Salvador Camarena, María Amparo Cassar, Denisse Dresser y otros casos, pero han declinado.

Berman expuso que el programa de JohnYSabina fue realizado con el objetivo de tener un espacio para el debate real entre personas que opinan distinto, no para el debate que existe actualmente en los medios hegemónicos, donde cinco neoliberales se sientan en una mesa a discutir.

Por su parte Hernán Gómez, uno de los conductores de La Maroma Estelar, se dijo sorprendido porque la oposición quien ha acusado muchas veces al Presidente López Obrador de antidemocrático, actúe de forma antidemocrática con un llamado a la censura y a suprimir voces que claramente no les gustan y les incomodan.

“A mí me acusan de una cosa rarísima que se llama falta de equilibro y pudor. Yo no sé de dónde sacaron esto, me suena casi inquisitorial, un término panista cuasi medieval”.

Hasta ahora el defensor de las audiencias no ha emitido ningún posicionamiento ni ha respondido a los reclamos de los legisladores panistas. Eso sí, la audiencia ha defendido fervientemente la existencia de ambos programas mediante diversos comentarios en redes sociales.