El plan transexenal del ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle y su esposa Martha Erika Alonso para llegar al 2024, podría verse truncado si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordena reponer la elección en dicha entidad tras comprobarse un fraude electoral.

La esposa de Moreno Valle ganó la elección el pasado 1 de julio por el Partido Acción Nacional (PAN), sin embargo, fue acusada de robar la papelería destinada al proceso electoral.

De acuerdo con la revista Proceso, de cancelarse la elección, el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, estaría enviando el mensaje de no permitir más fraudes electorales.

El periodista de Proceso José Gil Olmos, escribe que las ambiciones del ex gobernador Moreno Valle y actual coordinador del PAN en el Senado de la República son desmedidas. Tiene un perfil autoritario semejante al del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, según un estudio de la Universidad Iberoamericana. Movió los hilos del poder y manipuló el proceso electoral del 1 de julio para que ganara su esposa.

La pareja poblana, envuelta en escándalos. Foto: Especial.

Señala que su plan es controlar al PAN y tenerlo como plataforma política y económica desde el estado de Puebla para competir en las elecciones presidenciales de 2024, pero no logró ninguna de las dos cosas.

“A pesar de haber intervenido de manera clara y descarada en las elecciones para gobernador en Puebla y de tratar de incidir en la vida interna del PAN, el plan de Moreno Valle se ha tambaleado con el proyecto de resolución que propondrá al pleno del TEPJF el magistrado José Luis Vargas Valdés, en el sentido de que se repitan las elecciones en un par de meses”, menciona el periodista.

Detalla que la apertura de paquetes antes de que los consejeros electorales contabilizaran las boletas, y la falta de seguridad en las bodegas donde se resguardó el material electoral, fueron los elementos para que el magistrado José Luis Vargas Valdés considerara que se vulneró el principio de certeza.

De acuerdo con el periodista no fue el único factor que se tomó en cuenta, pues antes de eso, el doctor Miguel Santiago Reyes Hernández, académico de la Universidad Iberoamericana, analizó los resultados de una muestra de 12.1% de las actas y encontró “fraude en el conteo oficial”, errores en las actas y en la suma total de votos, así como fallas en el conteo distrital del Instituto Electoral Estatal (IEE).

Martha Erika Alonso muestra su constancia de haber ganado la elección en Puebla. Foto: Especial.

El investigador aseguró a Proceso que desde hace más de un mes que se encontraron evidencias de manipulación de resultados en la elección en Puebla y declaró que es una irresponsabilidad del IEE pasar por alto nueve errores de cada 10 casos tomados en la muestra estudiada dentro de su investigación “Inconsistencias graves en la Elección de Gobernador en Puebla”.

A pesar de todas las pruebas el órgano electoral estatal le dio el triunfo a la esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle, quien festejó el triunfo sin esperar la resolución final a cargo del TEPJF.

El magistrado Vargas emitió su proyecto de sentencia con los siguientes puntos para declarar la anulación del proceso electoral poblano:

“I) no se notificó a los representantes de los partidos políticos el desarrollo de las 50 diligencias de apertura de bodega; II) personal de la autoridad local abrió paquetes electorales; III) la bodega central no atendía las disposiciones en materia de seguridad, pues ésta contaba con más de un acceso principal; IV) la bitácora y las actas circunstanciadas levantadas por la Oficialía Electoral para dar fe de las diligencias de apertura y cierre contienen inconsistencias que impiden considerar que fueron medios efectivos para el registro y documentación de los accesos al área de resguardo, y V) no existe registro de las cámaras de video de seguridad que permita corroborar el debido resguardo de los paquetes”.

Gil Olmos recuerda que, en su primer discurso como presidente, Andrés Manuel sostuvo que ya no se permitirás más fraudes electorales. “Ya no más fraudes electorales, acabar con esa vergonzosa tradición del fraude en elecciones”, dijo el sábado en la Cámara de Diputados.