El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa y funcionarios de su gobierno fueron denunciados por su presunta responsabilidad en delitos de abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público, usurpación de funciones y todo lo que se derive de la construcción de la Estela de Luz, una obra a la que el presidente Andrés Manuel López Obrador considera rebautizar como el ‘Monumento a la Corrupción’.

Fue el abogado Gabriel Regino el encargado de interponer la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), pues de acuerdo con el litigante, el Gobierno de Felipe Calderón utilizó a empleados inocentes como chivos expiatorios para hacer justicia, cuando en realidad el responsable es él. 

“Con un argumento falaz de ser responsables del encarecimiento del costo final del monumento conmemorativo del bicentenario de la Independencia, la famosa Estela de Luz, varios ex funcionarios públicos han sido utilizados como chivos expiatorios y sobre ellos han pesado todas las acusaciones, inhabilitaciones administrativas y hasta órdenes de aprehensión que les han causado un impacto negativo en sus vidas profesional y personal”, dijo. 

“Por esta razón, el grupo de inocentes ha decidido actuar penalmente en contra de diversas autoridades federales de los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, luego de siete años de vivir en precarias condiciones porque no logran conseguir empleo, pues son señalados de ser los culpables del mega fraude que envolvió las obras de construcción del monumento conmemorativo por los 200 años del inicio de la guerra de independencia y de los 100 años del inicio de la revolución”, abundó en un  comunicado, expedido por su despacho Regino Abogados. 

La Estela de Luz. Foto: Rodolfo Angulo, Cuartoscuro

El litigante precisa que son ocho personas de la empresa III Servicios,  están acusados de cobrar a un sobreprecio por mil 100 millones de pesos por la obra,

“De esa convocatoria resultó ganador un talentoso arquitecto mexicano que propuso la construcción de la Estela de Luz. A partir de ese momento, 2009, la oficina de la Presidencia de la República del sexenio de Felipe Calderón, a cargo de Patricia Flores Elizondo, se hizo cargo de la conducción y dirección de dicho proyecto, un proyecto que nosotros estimamos ya existía la decisión y determinación del desvío de recursos públicos”, señaló.

Regino asevera que la decisión para llevar a cabo la Estela de Luz se tomó en la Oficina de la Presidencia de la República, entre julio y agosto de 2009, cuando llegó  Agustín Castro Benítez, quien fue designado director general de la empresa III Servicios, que es una compañía filial de Pemex dedicada a la administración de bienes inmuebles de esa dependencia.

“La llegada de Agustín Castro a la empresa III Servicios tuvo como consecuencia inmediata una reunión con todos los directivos ante quienes informó que venía designado especialmente de la Oficina de la Presidencia de la República, para que III llevará a cabo la construcción y todo el proceso relacionado con la Estela de Luz, a pesar de que III Servicios no presta esas funciones”, explicó el abogado.

Ante la denuncia, Felipe Calderón rechazó las imputaciones, pero sin arrobar al abogado. Incluso aseguró que trata de distraer a la opinión pública de otros asuntos de mayor importancia.

Regino le respondió por la misma vía:  “Entonces por qué su Gobierno ordenó encarcelar a quienes no participaron en la obra ni en los errores en las ingenierías del proyecto?”.

A la respuesta del abogado, se sumaron otros tuiteros como el columnista de La Jornada Pedro Miguel. 

https://twitter.com/JORGEMA05532111/status/1199081498457997312

Regino mencionó que hubo reuniones con la empresa y la jefa de la Oficina de la Presidencia, Patricia Flores en la residencia oficial de Los Pinos, para sacar adelante el proyecto a marchas forzadas porque sabían que no les alcanzaría el tiempo para tener lista la obra en los festejos de septiembre del 2010. 

“La instrucción de la jefa de la Oficina de la Presidencia es que se realizará un comité que autorizace que la construcción de realizara por el procedimiento de invitación restringida a varias empresas”, añadió. 

Por si fuera poco, la Estela de Luz arrastra un pasivo de 29 millones de pesos por servicios de informática que no se han pagado al proveedor.