Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien fuera durante la década de los 90 y principios del 2000 el principal referente de la izquierda mexicana y un fuerte opositor a los gobiernos del PRI y del PAN, es ahora un adversario más de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El rompimiento del ex perredista con el tabasqueño no es reciente, sin embargo, el ingeniero no pierde la oportunidad para cuestionar al tabasqueño cada vez que se le presenta la ocasión. Así ocurrió este martes cuando el Senado de la República le rindió un homenaje por su trayectoria política, un homenaje, —valga decir— que fue impulsado por el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado. 

“No hay ningún partido, ningún funcionario ni ninguna persona que pudiera o debiera adjudicarse estos cambios de manera individual, ha sido un esfuerzo colectivo que nos toca a quienes estamos presentes y a muchos otros que tienen reconocimiento por habérselo ganado en distintos ámbitos de la vida social”, expresó Cárdenas Solórzano en clara alusión a AMLO. 

Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador en 2012. Foto: Guillermo Pera/Cuartoscuro

El reconocimiento no quedó ahí, los senadores de MC estuvieron de plácemes con el ingeniero y pusieron su nombre a su sala de reuniones en la Cámara Alta, además de obsequiarle un busto que fue develado ahí mismo. Al acto fue invitado el priísta Francisco Labastida, quien compitió contra Cárdenas Solórzano por la Presidencia de la República en el año 2000, aunque ambos serían derrotados por el panista Vicente Fox Quesada, 

Francisco Labastida dijo que Cárdenas Solórzano es uno de los grandes constructores de la democracia mexicana, y  “un hombre congruente con principios e ideales, quien ha luchado permanentemente por ellos”.

“Lo único que lamento, es que no haya sido Presidente de la República, el país estaría mejor. Habría ayudado a encontrar un camino de crecimiento económico con mejor distribución del ingreso”, añadió recordando aquella elección en la que compitieron ambos. 

Si el reconocimiento fuera insuficiente, la bancada de MC también ha propuesto al hijo del general Lázaro Cárdenas para obtener la medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado a los personajes que contribuyen a la libertad de expresión en el país.

Al recibir el homenaje, el ingeniero Cárdenas manifestó que México requiere de unidad, visión nacionalista, crecimiento económico y fin de la polarización.

“Se ha logrado, yo diría que en esta generación un logro importante, que haya respeto al voto. Yo podría decir que desde 1997 no ha habido un solo reclamo en elecciones federales, ni en procesos locales porque los votos se hayan contado mal; los votos se han contado bien, afortunadamente, de 97 para acá, pero esto no quiere decir que tengamos ya procesos electorales plenamente confiables”, señaló.

Develación del busto del ingeniero Cárdenas. Foto: Twitter Canal del Congreso de la Unión.

El distanciamiento entre Cárdenas y AMLO data desde el 2000 cuando éste último  al tomar  las riendas de la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México) excluyó de su gabinete  al ingeniero, y se profundizaría más en el 2006 cuando el ingeniero Cárdenas intentó ser candidato a la Presidencia de la República por cuarta ocasión y el PRD se decantó por López Obrador. 

Al evento también acudieron, el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, así como los coordinadores parlamentarios de Morena, Ricardo Monreal; PAN, Mauricio Kuri, PRD, Miguel Ángel Mancera, y el vicecoordinador del PRI, Manuel Añorve.