El Gobierno de Chihuahua del panista Javier Corral entregó, mediante la Junta Central de Agua y Saneamiento, el proyecto de construcción de la Planta Tratadora de Aguas Residuales Poniente de la ciudad de Delicias a Urbanizadora McAllen, de Carlos Cueva Abundis, acusado de la tortura y homicidio de dos escoltas.

El empresario Cueva Abundis también es señalado por el robo de combustible de los ductos de Pemex en la zona sur de dicha entidad.

El contrato para la obra, por 59 millones de pesos, fue firmado el 8 de noviembre de 2019 por el director ejecutivo del organismo estatal, Óscar Fidencio Ibáñez Hernández y el ex alcalde de la ciudad, Heberto Villalobos Máynez, quien fue apoderado legal de la empresa de Cueva Abundis.

Luego, en diciembre de ese mismo año, el gobernador Javier Corral encabezó junto a Cuevas y a otros funcionario públicos estatales la colocación de la primera piedra de la planta tratadora, en un evento oficial al que también acudieron los exgobernadores José Reyes Baeza y Fernando Baeza Meléndez.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua. Foto: Especial.

El 17 de diciembre, Cuevas Abundis fue secuestrado junto a su familia, pero apareció el 20 de ese mismo mes. A finales de enero de 2020 volvió a ser privado de su libertad, pero apareció en Parral el 28 de febrero, con una herida de bala.

Poco después de ser rescatado y atendido en Parral, comenzaron a circular videos en los que se le ve cortándole las orejas a dos personas y ordenando su asesinato, además de narrar cómo se robaba el combustible.

“¿Por qué me vendiste a mi carnal y a mí, hijo de tu pinche madre? ¿Qué te hice, culero?”, se escucha a Cuevas decir mientras le corta la oreja izquierda a un hombre tumbado en el suelo boca abajo con las manos esposadas.

El hombre, entre gritos de dolor, asegura no haberlo vendido. Luego repite la acción con otro hombre que está en el suelo y, tras cercenarle la oreja, el empresario ordena “¡llévenselos y mátenlos a la verga!”.

En otro video aparece el empresario relajado en la cama de lo que parece la habitación de un hotel, con la pierna cruzada, sin zapatos. Ahí, relata cómo “pica” los ductos de Pemex, para lo cual cuenta con gente de la paraestatal que le avisa cuándo y dónde puede hacerlo.

También asegura tener en su nómina a un “licenciado Jiménez”, de la FGR y a otros policías.

Otro video muestra un testimonio de Cuevas hablando de cómo buscó la forma de “hacer legal lo ilegal” en materia de contrabando, siempre pagando a las autoridades, así como de su decisión de ahorrar y crear empresas e “invertir en la política”.

Por ese motivo, el fiscal general de Chihuahua, César Augusto Peniche, ordenó que se iniciara una carpeta de investigación con la evidencia pública que implicaba a Cuevas, lo que implicó una orden de aprehensión en contra del empresario, en un mandamiento que fue ejecutado el 2 de marzo pasado.

Sobre las obras

En abril de 2019, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Delicias (JMAS), bajo el mando de Luis Carlos Gómez Sánchez, presentó información sobre las fechas para la construcción de las plantas tratadoras de agua norte y poniente, ya que las aguas negras de esa ciudad se descargaban en el río Conchos.

El proyecto general era de dos plantes de laguna de oxidación airada:

  1. Una se ubicaría en el sector norte, cerca de San Lorenzo; tendría una extensión de 12 hectáreas y capacidad de 300 litros por segundo.
  2. La segunda estaría en el poniente, cerca al den El Segundo, en la colonia Loma de Pérez, con una extensión de seis hectáreas y capacidad de 150 litros por segundo. Ésta se realizaría con fondos propios de la JMAS, recaudados a través del cobro de recibos pasados, con un presupuesto estimado de 60 millones de pesos.

Según Gómez Sánchez, la licitación se haría por medio de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), a través del Departamento de Saneamiento, lo que significa que la instancia estatal con sede en la capital sería quien controlara el proceso de asignación.

En marzo de 2019 fue firmado el convenio de colaboración entre la JMAS y JCAS para comenzar con la recepción de los documentos de los participantes, sin indicar cuáles fueron las empresas que formarían parte del proyecto.

La licitación fue publicada el 10 de octubre del año pasado en el Diario Oficial de la Federación sin que recibiera mayor difusión.

Urbanizadora McAllen

En noviembre del año pasado, Gómez Sánchez reveló que ya se tenía a la empresa que había ganado la licitación, y que la propuesta ganadora pertenecía a una empresa local “que se alió con otra compañía foránea”.

Cuando se le preguntó por el nombre de la empresa ganadora, dijo que no recordaba el nombre, pero confirmó que el mismo mes habían iniciado los trámites para firmar los contratos, por lo que esa misma semana comenzarían los trabajos de construcción.

Aunque no se mencionó el nombre, se constató que se trataba de la Urbanizadora McAllen, propiedad de Carlos Cuevas Abundis, una empresa con sede en Delicias, constituida hace 18 años y con varias obras en su haber.

El proceso de licitación determinó que la propuesta de McAllen era mejor que la de Constructora Mart, Answer, Leravi Urbanizaciones y Construcciones Cyma, Sergio Ormar Moreno Bustillos y Manantia Technologiess, entre otras.

Todas las empresas presentaron propuestas que iban de poco menos de 2 millones de pesos a la de Cuevas Abundis, hasta los 100 millones de pesos, lo que rebasaba la disposición presupuestal existente de cerca de 60 millones de pesos.

McAllen, asociada con la empresa Equipos Mecánicos y Electromecánicos (Grupo Emesa) ofreció la construcción de la obra por 50.8 millones de pesos, que con el IVA correspondiente dio un total de 59 millones un mil 421 pesos.

Esta alianza benefició especialmente a McAllen, pues no contaba con experiencia ni capacidad para un proyecto como una planta tratadora, mientras que la de Grupo Emesa demostró 30 años de experiencia en el ramo y 80 proyectos previos en todo el país.