Con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) anunciada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) negó que se vaya a afectar el ahorro pensionario de los trabajadores, como había afirmado la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Los recursos de los trabajadores están salvaguardados (…) los afores, en su conjunto, han participado con menos del 10 por ciento, y este monto, a su vez, representa menos del 0.4 por ciento del ahorro administrado por las afores”, explicó el organismo mediante un comunicado de prensa.

Luego de que se dieran a conocer los resultados de la Consulta Nacional, donde ganó la opción de rehabilitar los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca, así como levantar dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, declaró que las afores de los trabajadores podrían perder cerca de mil 500 millones de dólares si la obra se suspendía.

“Las Afores mexicanas, donde está el ahorro de los trabajadores, (…) para citar al Presidente, no es el ahorro de los fifís, es el ahorro de los trabajadores, podrán perder al rededor de mil 500 millones de dólares si esta obra se suspende”, dijo ayer en una conferencia de prensa.

Como respuesta, la Amafore dijo que los instrumentos utilizados por las afores para el NAIM, Fibra E y Bonos, están respaldados en el cobro de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), por lo que “la inversión de su ahorro cuenta con garantías suficientes para recuperar el capital más un rendimiento superior a la inflación”.

Construcción del Nuevo Aeropuerto en Texcoco. Foto: Especial

El Fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México expidió cuatro bonos por 6 mil millones de dólares para financiar el proyecto del NAIM.

Por la mañana, uno de los bonos al 2028 se ofrecía en un mínimo de 80.25 dólares, es decir, cuatro puntos menos que en su última cotización hecha el pasado viernes, de acuerdo con información de MarketAxess, citados por la agencia Reuters.

Por su parte, el Banco Base aseguró que la confirmación de la cancelación del proyecto, “podría generar presiones adicionales al alza sobre la tasa de dichos instrumentos y minusvalías en su precio, que ha bajado de 88.6 a 80.1 dólares durante el mes”.

En el NAIM, cuatro afores invirtieron recursos: Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo y XXI Banorte, comprometiendo recursos por un total de 13 mil 500 millones de pesos.

La noche de este domingo, el equipo del presidente electo y los organizadores de la Consulta Ciudadana, indicaron que el 69.95 por ciento de los participantes había votado por la opción de construir dos pistas en la Base de Santa Lucía, así como la rehabilitación de los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca.

Esta mañana, López Obrador anunció que será respetado el resultado de la Consulta y explicó que el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, se encontrará con los empresarios para garantizarles certidumbre de sus inversiones en el país.