El Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer hace unos días que el fondo utilizado para “promover el turismo” en realidad era usado para pagar favores a la prensa mexicana.

“Estaban encariñados con el manejo de alrededor de 6 mil millones de pesos del fondo de turismo, que lo manejaban para pagar publicidad en México y en el extranjero. Pagar publicidad, no para fomentar el turismo, sino publicidad para el Gobierno y para pagar favores a medios de comunicación”, dijo.

Explicó que se trataba de “una especie de subvención a medios de información, encubierto”. Pero afirmó que esta práctica llegaría a su fin y que ahora dichos fondos se están usando para mejorar las colonias, en los centros turísticos, donde viven los trabajadores.

“Son colonias marginadas, sin servicios públicos. Hay contrastes que avergüenzan. Centros turísticos con hoteles de cinco estrellas, gran turismo, y colonias sin servicios, donde vive la gente, los mismos trabajadores del sector sin agua, sin drenaje, de manera precaria y con marginación”, dijo.

El Presidente añadió que tan sólo este año se están invirtiendo 2 mil millones de pesos en ciudades turísticas, y que cada año ese fondo será utilizado con ese propósito. También dijo que las embajadas en México y en el extranjero se encargarán de la promoción turística.

Además dijo que la mejor manera de promover a México es garantizar que haya paz y tranquilidad en nuestro país.

“No se puede ser candil de la calle y oscuridad en la casa. Si aquí, en nuestro país, hay tranquilidad, hay paz, esto se va a saber en todo el mundo sin necesidad de tener un programa de promoción”, indicó.

También dijo que además de usar esos 6 mil millones de pesos tenían 60 oficinas del Gobierno de México en el extranjero, en “algo que llamaban ‘Proméxico”, con oficinas en todo el mundo, y que se trataba de una especie de becas para que la gente cercana a los altos funcionarios públicos pudieran estar en el extranjero.

“¿Han visto ustedes una oficina en México que se llame ProFrancia, ProItalia, ProChina? Nada. Eran todas esas cosas que inventaron los tecnócratas, los corruptos. Todas esas cosas se terminaron, aunque no les guste”, aseguró.