El Avión Presidencial por fin tendrá un uso, pero no será para trasladar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sino a los atletas mexicanos que participarán en la Olimpiada de Tokyo 2020. La aeronave voló este lunes a Victorville, California, en Estados Unidos para recibir mantenimiento. 

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, dijo en entrevista con medios en Palacio Nacional, que el mantenimiento está dentro del proceso de venta de la aeronave.

“Creo que ya estaba en el costo inicial. (El avión) fue para mantenimiento, y la idea que entrara ahora en el proceso de mantenimiento ahora es para que pueda regresar a finales de mes y en él tiene hasta ahora programado trasladar a los atletas olímpicos a los juegos olímpicos de Tokio. El tiempo estaba pensado justo

“¿El proceso de compra cómo va el avión presidencial?”, se le preguntó.

“Se acaba de iniciar un nuevo proceso de compra, se están abriendo las posturas. Justo el mantenimiento es lo que ayuda a determinar cuál es el estado actual y eso es lo que va a determinar los precios base sobre lo cual se va a empezar a discutir”, dijo.

Los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 darán inicio el próximo 23 de julio de 2021, la nueva fecha que se ha fijado tras su aplazamiento debido a la pandemia de la COVID-19.

A través de un comunicado oficial que data del mes de abril,  el Comité Olímpico Mexicano (COM) dio detalles sobre los lugares asegurados que hay dentro de la delegación azteca que ir´a a los Juegos Olímpicos. Hasta ese momento se habían confirmado 54 plazas divididas en 27 varoniles y 27 femeniles, que serían un total de 116 deportistas para representar a la Nación. Sin embargo, este número subirá por las que están aún en proceso de confirmación.

El avión presidencial cuenta con una oficina con caminadora, dos cocinas y una sala de prensa para 42 personas. El ex presidente Enrique Peña Nieto viajó durante su sexenio con su Gabinete, familia y hasta amigos.

La aeronave puede transportar hasta 80 pasajeros y consta de tres áreas principales: la zona de grupo de trabajo, la de comitiva presidencial y el área de Presidencia.

La aeronave, un Boeing 787 valorado en 130 millones de dólares por la ONU, está en venta y es una de las principales promesas de López Obrador, quien lo señala como un símbolo del “lujo” y “derroche” de gobiernos anteriores.

Al enterarse de la decisión de AMLO, algunos opinólogos como Sergio Sarmiento despotricaron en redes sociales.

El ex presidente Vicente Fox también estalló de coraje.

Otros usuarios celebraron que la aeronave sea empleada por civiles y no funcionarios públicos.