Con Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia, la economía mexicana mostró un repunte de 12.1 por ciento en el tercer trimestre del año, respecto al periodo previo, ocasionado principalmente por la recuperación del sector manufacturero, indicó el INEGI.

Esta recuperación se da luego de una caída histórica, de 17 por ciento, en el segundo semestre, a consecuencia del cierre de actividades productivas debido a la pandemia de coronavirus.

Una estimación preliminar presentada a finales de octubre señaló que la segunda mayor economía de América Latina se había expandido entre julio y septiembre un 12 por ciento.

Dentro del Producto Interno Bruto (PIB), las actividades secundarias, como la industria y la manufactura, presentaron el mayor avance trimestral, con un 21.7 por ciento, seguidas del comercio y los servicios, con un 8.8 por ciento.

Por su parte, las actividades primarias presentaron un 8 por ciento, según cifras desestacionalizadas del INEGI.

En términos anuales, el PIB de nuestro país disminuyó un 8.6 por ciento, con lo que se podría profundizar una recesión que comenzó a finales de 2019, según cifras originales.

A decir del Banco de México, el repunte económico “ha sido impulsado por una fuerte recuperación de la demanda externa”, aunque agregó que “persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución futura de la actividad, tanto nacional, como global”.

El INEGI también dio a conocer el desempeño de la actividad económica durante septiembre, gracias a una medición a través del IGAE, el cual mostró un leve aumento mensual de 1 por ciento, mientras que la tasa anual disminuyó un 5.5 por ciento.