Contactanos

 

Taim-Lain

Calderón maquilló cifras de infectados y muertos por influenza H1N1

En 2009, el brote de la epidemia por la influenza AH1N1 hizo que México se adentrara a una crisis sanitaria que tuvo alcances mucho peores de lo que en aquella época se admitió.

Casi 9.5 millones de mexicanos se infectaron con ese virus y hasta 8 mil perdieron la vida, una cifra muy por encima de los mil 289 decesos y 72 mil 546 casos oficiales que se reconocieron en junio de 2010, cuando se levantó la alerta.

Hoy, a once años de aquella crisis, una investigación del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) ha revelado que las autoridades ocultaron información para evitar un pánico generalizado.

Mauricio Hernández, quien fue director del INSP y Secretario de Prevención y Promoción a la Salud en 2009, dijo que un grupo de investigadores y epidemiólogos encontró nuevas cifras tras rastrear actas de defunciones y expedientes de aquélla época.

Añadió que al comparar los datos con los reportes epidemiológicos publicados en la base de datos oficial de la Secretaría de Salud (SSa), notaron que se trataba sólo de una “fracción pequeña de casos confirmados”.

En la base de datos oficial de Salud se reportaron, hasta noviembre de 2009, 64 mil 19 casos de contagios confirmados, 11 mil hospitalizaciones y 558 decesos causados por ese virus.

14 meses después, cuando se puso fin a la alerta, el acumulado había alcanzado 1 mil 289 decesos y 72 mil 546 infectados oficialmente.

En la actualidad, la base de datos de epidemiología reporta, entre 2010 y 2019 un acumulado de 50 mil contagios y 3 mil 700 defunciones.

No obstante, la investigación del INSP reporta, entre abril y noviembre de 2009, hasta 9.5 millones de personas contagiadas, algunas con síntomas leves y otras severos, así como aproximadamente 31 mil hospitalizaciones y hasta 8 mil muertes.

Hernández asegura que las cifras fueron manipuladas, “notificaron lo que quisieron (…) y por ese maquillaje no se puede dimensionar tampoco la letalidad. Calculamos que es de 20 por ciento y, en las salas de urgencias, cuando estaba la emergencia, llegó a ser de 60%”.

Agregó que el maquillaje de datos podría haber ocurrido para no afectar el turismo, además que era costosísimo efectuar la prueba a personas con síntomas leves.

Falta de insumos y preparación

En 2009, como secretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hernández fue el encargado e informar a José Ángel Córdova, secretario de Salud, sobre los casos atípicos de neumonías e infecciones respiratorias graves en San Luis Potosí, Distrito Federal, Veracruz y Oaxaca.

También reportaba sobre los resultados de las biopsias pulmonares que se enviaban al Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá, mismos donde se reveló la nueva cepa, derivando las medidas de distanciamiento social generales.

El experto indicó que nuestro país no estaba preparado para enfrentar esa emergencia sanitaria y que, si bien se tenía un plan de contingencia para blindarse ante amenazas externas, como la gripe aviar, no lo había para enfrentar virus que habían surgido aquí.

“México no estaba preparado para enfrentar esta emergencia sanitaria. Se tenía un plan de contingencia para blindar al país de la amenaza externa, de la gripe aviar AH5N3, pero no para hacer frente a un virus que surgió en el país o fue el primero en detectarlo”, dijo.

Explicó que la Norma Oficial no hace obligatorio el diagnóstico a todos los casos y que en México había en “el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica una sola máquina de PCR”, por lo que se mandaban aviones de la Fuerza Aérea Mexicana con muestras a Canadá y Estados Unidos, para llevar el conteo de casos.

Además, Hernández reconoció que las muertes que se ocasionaron durante la influenza también “se debieron a falta de pericia médica”.

“No estaban capacitados para el manejo de respiradores o se carecía de equipo, además, el tratamiento para controlar la enfermedad estaba almacenado y no estaba listo para darse a la población”, dijo.

También dijo que hizo falta medicamento. “El Tamiflú (oseltamivir) no llegó oportunamente, porque lo teníamos en una presentación líquida, jarabe, para población infantil y hubo que reconstruirlo, reempaquetarlo como cápsulas para adulto”.

Admitió que les falló hacer accesible el Tamiflú en el primer nivel de atención y que los hospitales presentaron carencias y falta de preparación.

Polemón
Escrito por

Click para comentar

Deja un comentario

Facebook




Suscríbete a Polemón por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1,251 suscriptores

Támbien te puede gustar

LMDP

El Presidente Andrés Manuel López Obrador recibió a la delegación del gobierno de Estados Unidos con una estimulante conversación, y Antony Blinken –secretario de...

LMDP

Varios legisladores fueron invitados por el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna, y por la Secretaría de...

LMDP

En un tuit bastante clasista, el periodista Pedro Ferriz de Con hizo mofa de la familia de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente...

LMDP

La conductora de TV Azteca publicó en Twitter una imagen de la escultura “La joven de Amajac” que reemplazará a Cristóbal Colón en el...