El dinero que en 2007 se decomisó al empresario acusado de distribuir sustancias químicas para fabricar drogas sintéticas, Zhenli Ye Gon, sirvió también para beneficiar a las televisoras, radiodifusoras y algunos diarios nacionales del país.

En aquella época, el entonces Presidente Felipe Calderón Hinojosa presumió que 376 millones de pesos provenientes de dicho decomiso habían sido usados para la construcción de centros para atender adicciones, mediante el programa Prevención y Tratamiento de las Adicciones.

Gracias a estos recursos, en 2008 el Centro Nacional para la Prevención y Control de Adicciones (Cenadic) concentró el 100 por ciento de sus contratos para difundir las campañas de publicidad oficial:

  • “Tabaco versión Ley General para el Control de Tabaco”
  • “Adicciones Versión Centros Nueva Vida”
  • “Nunca imaginé que mi hija consumiera drogas”

En aquel año, por la difusión de esta campaña el Cenadic erogó poco más de 147 millones 809 mil 701 pesos, es decir una cuarta parte de lo que se decomisó a Zhenli Ye Gon destinado a este programa.

Zhenli Ye Gon. Foto: AP

Esto quiere decir que durante el segundo año del mandato de Calderón, su Gobierno gastó cada mes 12 millones 317 mil 475 pesos en anuncios para desalentar el consumo de drogas, lo que posicionaba un supuesto avance en la lucha contra el narcotráfico.

De esta partida, TV Azteca obtuvo 25 millones 649 mil 644 pesos; Televisa 19 millones 494 mil 208 pesos. También se beneficiaron empresas como ISA Corporativo, Radio y Televisión de Hidalgo, Grupo de Radiodifusoras, Multimedios Estrella de Oro, El Universal y Milenio.

La información anterior fue dada a conocer por la Unidad de Datos de SinEmbargo, tras revisar el libro blanco 2006-2012 del programa Prevención y Tratamiento de las Adicciones del Cenadic.

Calderón y su campaña por la Guerra contra el Narco

En julio pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que se había comenzado una investigación sobre el destino de 205 millones de dólares decomisados a Zhenli Ye Gon.

Rápidamente Calderón publicó en su cuenta de Twitter:

Tal como lo indicó Calderón, el libro blanco de dicho programa muestra que debido a “diversas ampliaciones” de 2006 a 2012, los recursos provenientes de los decomisos permitieron la construcción de Unidades de Especialidades Médicas en Adicciones “UNEMES CAPA” o “Centros Nueva Vida”.

No obstante, también se indica que la consolidación de dichos proyectos quedó pendiente.

En ese documento el Cenadic reconoce una relación de asuntos que no podrían ser solventados luego del 30 de noviembre de 2012, último día del Gobierno de Calderón.

Ahí se especifica que los Centros Nueva Vida no lograron operar con plantillas completas, que no se logró la capacitación de personal en prevención y atención de adicciones y que fue insuficiente el número de consultas de primera vez para la prevención y tratamiento de adicciones.

El 10 de diciembre de 2006, poco después de llegar a la Presidencia, Calderón Hinojosa inició una ofensiva contra el crimen organizado, como parte de una estrategia política para legitimar su administración, señala de ser producto de fraude electoral.

Eso hizo que 7 mil efectivos de las fuerzas federales ingresaran a Michoacán en el llamado Operativo Conjunto Michoacán, y así, dio inicio la llamada “Guerra en contra del Narcotráfico”.

Un año después, el empresario Zhenli Ye Gon fue acusado de distribuir sustancias químicas prohibidas, luego de que en marzo de 2007 la Secretaría de Seguridad Pública hiziera un careo en la casa del empresario en las Lomas de Chapultepec.

Un beneficio a medias

No obstante, lo decomisado a Ye Gon utilizado para el combate a las adicciones en realidad no fue tan benéfico.

De acuerdo con las Encuestas Nacionales de Adicciones del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática revelaron que:

  • De 2002 a 2011, el número de personas que probaron alguna droga creció, del 5 al 7.8 por ciento.
  • El consumo de cualquier droga ilegal pasó del 4.1 al 7.2 por ciento.

Y eso no fue todo. La Guerra contra el Narcotráfico también disparó los índices de violencia en el país.

El Inegi indica que el número de homicidios dolosos fue en aumento hasta llegar a 200 mil, mientras que los desaparecidos se calculan en 30 mil.

Y, pese a que el dinero de Ye Gon, como el de otros cárteles y asociaciones delictivas que fueron incautadas con 177 millones 828 mil 819 dólares en efectivo, y que el artículo 82 de la Ley de Procedimientos Penales indicaba que la tercera parte de cualquier decomiso por narcotráfico debe destinarse a la prevención de adicciones, esto fue sólo aprovechado para pagar publicidad.