Andrés Manuel López Obrador adelantó ayer en su conferencia de prensa  que ordenó investigar el destino de los 205 millones de dólares que le fueron incautados a Zhenli Ye Gon, actualmente preso en el Altiplano acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero.  

“Ordené que me hicieran una investigación hasta donde se pueda para saber dónde quedó el dinero, porque imagínense que el presidente de México no sepa dónde quedó el dinero”, dijo el tabasqueño. 

Ni tardo, ni perezoso, el expresidente Felipe Calderón respondió a través de su cuenta de Twitter que los recursos confiscados se invirtieron en 335 centros de combate a las adicciones, aunque no presentó pruebas al respecto.

Nada más publicar su tuit, muchísimos usuarios tundieron al expresidente por la misma red social, exigiéndole pruebas de sus declaraciones.

https://twitter.com/Fafhoo/status/1151934656071077889

En mayo de 2007 Ye Gon concedió una entrevista a la agencia AP y dijo que Javier Lozano, entonces titular de la Secretaría de Trabajo, lo amenazó con matarlo si no guardaba el dinero en efectivo en su casa. “Copelas o cuello”, le habría dicho el funcionario, quien en la elección presidencial del 2018 se convirtió en el vocero de José Antonio Meade, el contrincante priísta de López Obrador. 

El empresario se encuentra preso en el Penal del Altiplano desde 2016, luego de que fuera extraditado de Estados Unidos, en donde fue detenido.

El 15 de marzo del 2007, elementos de la Policía Federal ingresaron a una mansión ubicada en las Lomas de Chapultepec, en donde vivía el empresario farmacéutico Zhenli Ye Gon.

Ahí, encontraron en una habitación, varias maletas llenas de dólares; en total el decomiso fue de 205 millones de dólares en efectivo, además de billetes en otras monedas.

El empresario de origen asiático fue acusado por el gobierno del entonces Presidente Calderón de ingresar a México a través de sus empresas farmacéuticas efedrina y pseudoefedrina, sustancia principal en la elaboración de metanfetaminas.

Se decía que usó su empresa farmacéutica Unimed Pharm Chem para distribuir químicos usados para fabricar drogas sintéticas, especialmente metanfetaminas.

Nunca operaron al 100 por ciento

Lo que no dijo Calderón es que los centros de combate a las adicciones en los que asegura se aplicó el dinero confiscado a Ye Gon nunca operaron al 100 por ciento. El portal web de noticias Sipse.com recupera un artículo del diario Milenio del año 2012, donde la exdirectora y encargada de dichos centros, Celina Alverar, reconoció que algunos de estos sitios  ni siquiera abrieron sus puertas   por litigios en los que están algunas construcciones, o porque carecían de servicios básicos como agua, luz o drenaje.

En regiones de la zona norte del país, los centros de tratamiento tuvieron problemas con el ingreso de narcomenudistas que les enviaba la Procuraduría General de la República (PGR) para su rehabilitación, como parte de las reformas hechas a la Ley de Narcomenudeo en 2009.

“Fue un error porque el sistema de salud no está preparado para ir a buscar a los pacientes a sus casas, citarlos, tener un control administrativo para ver si quiere o no quiere ir”, dijo a Milenio en aquella fecha,  Celina Alvear.