En un tuit Felipe Calderón resumió todo: a las críticas las llama “persecución” y afirma que lo critican no porque se haya robado una elección presidencia ni porque haya puesto al país hecho una tragedia, ni siquiera porque sea uno de los personajes públicos más odiado del país.

No.

Calderón dice que a él lo critican (él llama a esas críticas “persecución”) porque México Libre es una potencia electoral y porque según una nota de Ciro Gómez Leyva, tiene el 10% de las preferencias para las elecciones de 2021.

Dijo Calderón en ese tuit:

Esto explica la persecución que sin fundamento ni derecho el presidente ha desatado contra nosotros, utilizando a la Justicia con propósitos políticos y contraviniendo la ley en materia de Admon de Justicia; ¡seguiremos adelante!. #MéxicoLibreVa

El “esto explica” es una nota de Radio Fórmula, que surgió de una entrevista a Carlos Campos, director de Massive Caller. Esto en el programa de Ciro Gómez Leyva.

El caso es que el director de dicha casa encuestadora afirma que el partido de Felipe Calderón lograría el 10 % en una elección, y que podrían obtener 23 diputados.

Massive Caller es una casa encuestadora que, en mayo 2018, fue contratada por Ricardo Anaya y a partir de jugosos contratos, puso descaradamente al ex candidato del PAN a la presidencia de la República a corta distancia de Andrés Manuel López Obrador.

México Libre, a pesar de ser “el partido del ex presidente”, tuvo varios problemas para su registro, especialmente la falta de gente que quisiera adherirse a él.