El expresidente Felipe Calderón se puso a criticar la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y terminó haciendo el ridículo, criticado por los tuiteros.

Todo comenzó con una noticia publicada por El Universal en la cual se destacaba que en Francia contemplan prohibir los vehículos de gasolina en 2024.

Calderón la retuiteó y le envió una indirecta a AMLO: 

”El mundo se mueve rápidamente hacia vehículos movidos con energía que no provenga del petróleo. Y nosotros acá pensando en hacer refinerías”, escribió Calderón.

Pero las reacciones no fueron tan positivas como esperaba. En un dos por tres, los usuarios de la red social del pajarito le recordaron que durante su sexenio prometió construir una refinería y lo único que dejó fue un elefante blanco, un terreno vacío en el que solamente se construyó una barda perimetral.

 

Y efectivamente, los tuiteros tenían razón. Como Presidente de México, Calderón anunció que construiría la primera refinería en los últimos 30 años, contemplada en Tula, Hidalgo, la cual  “detonaría el desarrollo del país” al recuperar su posición como “verdadera potencia petrolera”.

Sin embargo, la refinería nunca se construyó. Eso sí, más de 600 millones de dólares se fueron a la basura o más bien, a los bolsillos de unos cuantos. Y lo único que quedó en el lugar fue un muro abandonado.

Fue a mediados del sexenio de Felipe Calderón, “el gobierno federal prometió que la Refinería Bicentenario sería el mayor proyecto de infraestructura de la última década, y le invirtió 9 mil 612 millones de pesos”.

Foto: Especial

No obstante, cuatro años después el gobierno de Calderón canceló el proyecto. 

En el terreno, localizado en Tula, Hidalgo, sólo se colocó una barda, se entregaron millonarios contratos por adjudicación directa, hubo modificaciones en los montos pactados y fueron contratadas empresas con historiales de corrupción.