¿Se imaginan a Víctor Trujillo, el comediante que hace Brozo y que todos los días afirma que al poder “se le revisa” y no se le aplaude, pidiendo que se vote en contra de Morena y a favor de la alianza PRI, PAN y PRD?

¿Se imaginan que ese comediante pida ese voto a favor de los partidos críticos de AMLO, a sabiendas del enorme daño que le hicieron los gobiernos del PRIAN a México?

Pues lo hizo. No de forma completamente abierta, pero el mensaje ahí está y es claro.

El pasado 27 de diciembre, en Twitter, escribió: “El presidente quiere ser gabinete, congreso, juez y parte, fuerza espiritual, línea editorial, banco central, líder de partido, autoridad electoral y comandante de su propia junta militar. Mangonea pandemias y lucra políticamente con las vacunas. Por esto, tan importante 2021”.

Este comentario de Víctor Trujillo es en realidad un llamado a votar por el PRI, al PAN y al PRD, que van unidos en 2021 para prácticamente todos los espacios en el Congreso de la Unión.

Y es que, en 2021, se disputa la Cámara de Diputados, y Morena aventaja, según todas las encuestas hasta ahora publicadas. Los únicos que pueden disputara esto son los de la alianza formada por el PRI, el PAN y el PRD.

Al afirmar Trujillo que AMLO es una especie de peligro para México (por supuestamente concentra mucho poder), y que lo único que puede hacerse es quitarle el congreso (la importancia del 2021), en realidad el comediante está pidiendo el voto para el PRI, el PAN y el PRD.

Esta apuesta no es nueva. En su último programa de Latinus en el año, “regañó” a los partidos de oposición, y les pidió que hicieran las cosas bien, para que la gente confiara en ellos y así los pudiera votar.

Sorprende este tipo de anuncios y de llamados de Trujillo, pues él siempre ha dicho que al poder “se le revisa” y se “le cuestiona”, no se le aplaude. Y en ese comentario, él está aplaudiendo a todos los partidos que, durante años, hicieron del país una tragedia.

¿Cómo justificar eso? No es posible.

Entonces, ¿Por qué hace esto?

Víctor Trujillo y su personaje principal, Brozo, habían caído desde algunos años en una especie de tragedia mediática: ya nadie los tomaba en cuenta. En Televisa los habían marginado (mucha gente se enojó con Trujillo por aceptar ser una estrella más en el Canal de las Estrellas), y sólo trasmitía en una pequeña habitación, ya sin chiste, sin producción, sin chispa: tenía poco impacto en la agenda política.

Cuando ganó Andrés Manuel López Obrador, y los opositores pensaron en una “mancuerna periodística” de golpeteo político, eligieron primero a Carlos Loret de Mola, y después en una pareja para el ex presentador estelar de noticias de Televisa: y ahí fue que esa oposición (millonarios que no soportan a AMLO porque éste sí les cobra impuestos) decidió contratar a Brozo.

Así pues, fundaron Latinus, y a punta de billetazos en la promoción en redes sociales, hicieron que Brozo y Víctor Trujillo revivieran.

Por eso hoy Trujillo hace un llamado a no votar por Morena y a pedir el voto para el PRI-PAN-PRD, él que tanto dijo que era crítico y que tanto se asumió como “revisor” del poder de esos partidos que hicieron del país una tragedia.

Eso es hoy Brozo. Ni más. Ni menos. Pasó de ser una estrella más en Televisa a ser una estrella más en el PRIAN+PRD.