El pre candidato a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, le contestó una pregunta sobre Evo Morales al periodista mexicoamericano, Jorge Ramos, y sus respuestas se hicieron tendencia mundial porque dejaron en ridículo a Ramos y a quienes apoyan el golpe militar en Bolivia.

Sucedió en el “Real America Forum” (organizado por Univisión), un debate para la comunidad latina entre aspirantes a la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el partido demócrata.

Jorge Ramos, abiertamente crítico de todo gobierno de izquierda en América Latina, le cuestionó que mucha gente dudaba que en Bolivia se hubiera dado un golpe de Estado y dijo que Evo Morales era casi un dictador, pues quería estar más de 14 años en el poder.

Bernie Sanders, tranquilo, le contestó: “No estoy de acuerdo con esa afirmación”.

Al responder esto, la gente en el público aplaudió de forma estrepitosa.

Y Sanders dijo: “Pienso que Morales hizo un muy buen trabajo aliviando la pobreza y dándole a los indígenas de Bolivia una voz que ellos nunca habían tenido antes”.

La gente volvió aplaudir de forma estrepitosa.

Continuó el político estadounidense: “Ahora podemos discutir acerca de si iba por su cuarto periodo, sobre si eso era conveniente hacerlo”.

Ante esto, Ramos, tan acostumbrado a interrumpir, le dijo: “La OEA dijo que la elección fue un fraude, la del 20 de octubre”.

Sanders, tranquilo con esa interrupción, dejó callado y muy en ridículo a Ramos:

“Algunas personas pienso también así, pero al final de todo, fueron los militares los que intervinieron en el proceso y quienes pidieron que se fuera. Cuando los militares intervienen, Jorge, en mi opinión eso se llama un golpe de Estado”.