Este miércoles, el Banco de México (Banxico) dio a conocer su estimación de que el Producto Interno Bruto (PIB) de México podría repuntar hasta un 7 por ciento en 2021 con Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia. 

Esto, luego de que en marzo pasado basara su estimación del crecimiento económico en el país en 4.8 por ciento y más lejos aún de la previsión que el Banco Central hizo en diciembre e 2020, cuando vislumbró un aumento del PIB del 3.3 por ciento.

El Gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, indicó durante la presentación del informe que estas previsiones de plantean en tres escenarios: el “central”, que ve al PIB con un aumento de 6%; el “más optimista” que lo coloca en 7% y el “extremo pesimista”, que lo pone en 5%.

Perfil. Alejandro Díaz de León

Díaz de León explicó que para 2022, el Banco Central prevé un crecimiento económico de 3 por ciento más, es decir, más moderado porque seguirá la incertidumbre ocasionada por la pandemia. Aunque consideran rangos pesimista y optimista de 2 y 4 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, el Gobernador informó que el crecimiento para 2022 se revisó a la baja, del 3.3 por ciento al 3 por ciento.

Este ajuste, dijo, se debe a que “se considera que va a haber una recuperación más acelerada este año” y eso conlleva “una revisión para el siguiente año”.

“Es más bien una recuperación que se da más rápida”, explicó.

La decisión fue tomada por la Junta de Gobierno debido al laza por parte de organismos internacionales del crecimiento económico de 2021 por el descenso paulatino de los efectos de la pandemia y el avance de la campaña de vacunación.

De acuerdo con el informe, entre los riesgos para el crecimiento económico podría haber un eventual retraso en la vacunación contra Covid-19, posibles cuellos de botella en las cadenas de suministro global y episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Por otra parte, podría acelerarse el crecimiento si se disipa con mayor rapidez la pandemia, si los estímulos económicos funcionan y si aumenta la inversión gracias al nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

En 2020, la pandemia ocasionó un desplome de la economía mexicana del 8.2 por ciento, la peor contracción desde la Gran Depresión, mientras que en el primer trimestre de 2021 el PIB en nuestro país creció un 0.8 por ciento.

En esta semana, la Secretaría deHacienda elevó a 6.5 por ciento su pronóstico de crecimiento para 2021, mientras que los análisis del sector privado recogidos por el Banco de México predijeron un aumento del 5.16 por ciento.

El Banxico predijo en su informe que en 2021 se generarán entre 370 mil y 570 mil empleos, y que la inflación general llegará, en el último trimestre del año, al 4.8 por ciento.

Díaz de León puntualizó que la política monetaria del banco central seguirá enfocada en lograr la meta del 3 por ciento de inflación.