El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador dio a conocer este lunes el Sistema Nacional de Salud, con el cual se integrará el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), en sustitución al llamado Seguro Popular.

Actualmente, por cada mil habitantes existen 1.7 médicos en nuestro país. De acuerdo con la OCDE, la tasa recomendada debería de ser de 3.2 por millar.

Además, para la población que no cuenta con seguridad social la estadística se posiciona en 1.5, mientras que quienes sí están afiliados tienen una estadística de 1.9.

¿Cómo funcionará el Insabi?

Para combatir este déficit, y luego de las modificaciones a las leyes General de Salud y de Institutos Nacionales de Salud, el Insabi ofrecerá cobertura “sin restricción de enfermedades” para las personas sin seguro social.

A decir de las autoridades, la oferta de tratamientos y medicamentos sin restricciones se garantizará de manera progresiva.

Por lo pronto, se sabe que la gestión del Insabi se llevará a cabo a través de cuatro coordinaciones nacionales:

  • Médica
  • Abasto
  • Infraestructura
  • Administrativa

Para poder cumplir con los objetivos, el presupuesto del Sector Salud se ampliará en 40 mil millones para el 2020.

Para operar, el Insabi se basará en el modelo de Atención Primaria de Salud (APS), avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el cual se prioriza el acceso universal y gratuito de la seguridad social, así como la integridad de la atención.

En su primera etapa, el Instituto buscará:

  • Cumplir con las funciones básicas de abasto y distribución de medicamentos y material de curación.
  • Personal suficiente entre médicos, enfermeras y especialistas.
  • Construcción y mantenimiento de centros de salud.
  • Regularización de trabajadores eventuales y por honorarios.

También se incluye llegar a acuerdos con los estados del país y la gestión interinstitucional. Se planea también fortalecer la coordinación funcional con el IMSS y el ISSSTE.

¿Qué pasará con los médicos?

Se planea la basificación de 87 mil miembros de personal en las instituciones médicas de las 32 entidades federativas, entre administrativos y médicos contratados por honorarios o eventualmente.

Se estima que sean 62 mil 646 médicos, paramédicos o personal afín los basificados, es decir el 73 por ciento.

El programa de basificación iniciará con el personal que tenga 10 años o más laborando, los cuales suman un poco más de 6 mil en los servicios estatales de salud.

Además tendrá abierta la convocatoria para médicos generales, especialistas y enfermeras que quieran apoyar en las zonas de mayor marginalidad del país, quienes recibirán la denominación de “Médicos del Bienestar” (MdB).

“Como se establece en nuestra Carta de Principios, el personal que labora en las comunidades sigue el espíritu de la 4T de la vida pública del país, la ética médica y el humanismo como ejes centrales. Buscamos personas que estén dispuestas a comprometerse con el programa y la causa nacional”, indica el documento.

Por ello, uno de los requisitos es asistir al Curso Introductorio de Médicos del Bienestar “General Dr. Ignacio Martínez Elizondo”.

Aseguran abasto de medicamento

Para la estrategia que garantice el abasto de medicamento, el Insabe propone tres ejes de acción:

  • Compras públicas eficientes
  • Planeación del suministro
  • Distribución

Adelantaron que será luego de la quincena media de diciembre que la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda tenga el fallo sobre el abasto consolidado de medicamento y el material de curación para el ejercicio de 2020.

Para la distribución del medicamento se planea establecer cuatro zonas: norte, occidente, centro y sur, para garantizar la entrega a todas las unidades médicas del país.

También se anunció que se propenderá la compra directa a fabricantes y laboratorios, así como la contratación separada de la distribución y entregas directas a las unidades del país.

Infraestructura

Se dio a conocer que para lograr la infraestructura necesaria para tener un sistema nacional de salud funcional se contempla una inversión de 11.6 billones 724 mil pesos.

Hasta ahora, existen 236 establecimientos de salud inconclusos.

Para el proyecto Hospital Rural se destinarán 6 mil 356 millones de pesos.

Así, entre sustituciones, ampliación, construcción, mantenimiento y conservación de centros de salud, hospitales de segundo nivel y nosocomios de alta especialidad, el gobierno de AMLO estima un total de 34 billones 254 millones 367 mil 879 pesos.

Programa IMSS-Bienestar

Este programa cuenta actualmente con más de 12.3 millones de beneficiarios, de los cuales 4.4 millones habitan en comunidades indígenas y son atendidos por 325 mil 660 voluntarios.

Para cumplir con el abasto de medicinas en los dos primeros niveles de atención, se seguirá el Compendio Nacional de Medicamentos.

Para poder cubrir cinco turnos, también se ampliará el número de plazas de especialistas en los Hospitales Rurales, donde habrá un incremento salarial de hasta el 20 por ciento.

Sobre la infraestructura se dio a conocer que, entre 2020 y 2022 serán construidos dos hospitales, 32 serán remodelados, se levantarán 23 albergues y 68 residencias médicas, se renovarán 73 equipos electromagnéticos y se rehabilitarán 42 instalaciones.