Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

No más oposición al PRI ni promesas de recluir a Enrique Peña Nieto en prisión: Ricardo Anaya, el candidato del Frente PAN-PRD-MC, volvió a cambiar de postura política, pues ahora hará todo lo posible por sumar esfuerzos con el presidente y el PRI, con tal de impedir la victoria de Andrés Manuel López Obrador.

A petición expresa de los consejeros de Citibanamex en una reunión privada, Ricardo Anaya se mostró dispuesto a solicitar una cita con Enrique Peña Nieto para construir un proyecto en conjunto con el PRI y así tratar de evitar que AMLO llegue a la Presidencia.

“Más que pedir la cita, y yo también les ruego que comprendan que debo ser muy prudente si quiero ganar esta elección, hay que hacer que las cosas sucedan de manera inteligente (…) yo estoy absolutamente abierto a construir con quienes haya que construir para ganar esta elección y darle viabilidad al futuro de este país”, dijo el panista durante la reunión privada con consejeros de Citibanamex.

Ricardo Anaya y Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

Anaya tampoco descartó un posible acercamiento con el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade y la candidata independiente, Margarita Zavala, para invitarlos a declinar por él y sumarse a su proyecto con el objetivo de derrotar a López Obrador.

“Yo lo que espero es que haya sensatez y nos podamos sentar en la mesa a construir. Durante los próximos 65 días de campaña no me voy a ocupar de andar peleando con el PRI, me voy a ocupar de contrastar a López Obrador que es a quien le tenemos que ganar esta elección”, dijo el candidato del Frente PAN-PRD-MC entre aplausos de los asistentes.

Atrás quedaron los tiempos en los que Anaya prometió meter a la cárcel a Peña Nieto por actos de corrupción. Todo indica que las diferencias entre el panista y el PRI se diluyen, y que la embestida del gobierno federal por el escandaloso caso de lavado dinero en el que está involucrado (al triangular fondos desde Canadá y Gibraltar con el objetivo de obtener una suma millonaria de varios empresarios para su campaña presidencial) quedó en el pasado.

Ahora, como lo adelantó hace unos días su coordinador de campaña, Jorge Castañeda, en el Frente PAN-PRD-MC y en el PRI-PVEM-Panal negocian los términos de una alianza para unir fuerzas e impedir que AMLO se convierta en presidente de México.

AMLO en la reunión con los consejeros de CitiBanamex. Foto: Especial

Meade rechaza declinar por Anaya; AMLO dice que ni juntos podrán derrotarlo

Al salir de la reunión privada con los banqueros, el candidato de la alianza PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, rechazó la posibilidad de declinar por Ricardo Anaya.

“Vuelvo a decir lo que he di­cho muchas veces: en esta contienda no voy por el segundo lugar, voy para ganar. Estamos no para declinar, sino para ganar. Así habremos de seguir hasta el primero de julio” declaró Meade.

Mientras, el candidato presidencial de Morena-PES,  Andrés Manuel López Obrador, al ser cuestionado por los reporteros sobre el tema, expresó que ni aunque se unieran José Antonio Meade y Ricardo Anaya, podrán derrotarlo.

“Aunque se unan los candidatos no podrían alcanzarnos, porque estamos 25 puntos arriba de las preferencias electorales, y “Anaya y Meade suman 23-24 (por ciento)”.

Lorenzo Córdova, presidente del INE. Foto: Proceso

Empresarios preguntan al INE sobre la posible declinación de candidatos

Un día antes del encuentro con Ricardo Anaya, en una reunión a puerta cerrada, los consejeros de Citibanamex le plantearon al consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, sus inquietudes sobre la posibilidad legal de que alguno de los candidatos presidenciales acepte declinar en favor de alguno de sus contrincantes  o sea sustituido por un candidato de su mismo partido..

Una de las preocupaciones atendibles fue sobre las posibilidades legales de declinación o conjunción de alguna de las alternativas que contienden por la Presidencia, reveló Córdova Vianello.

Otra de las preocupaciones, que es atendible, fue sobre las posibilidades legales de declinación o conjunción de alguna de las alternativas (que están en competencia). Y en esto fui claro en señalar lo que dice la legislación, expresó el presidente del INE.

Lorenzo Cordova les explicó a los inversionistas que el tiempo para formar coaliciones o fusiones ya pasó, pues el límite de tiempo está establecido hasta el 6 de mayo, cuando se comienzan a imprimir las papeletas de la elección.

Además, les informó que si uno de los aspirantes declina o renuncia a su candidatura presidencial, sus votos quedarían sin efecto, pues no podrán ser sumados a la coalición a la que en el hipotético caso decidieran integrarse.

Si alguno de los candidatos decide renunciar o declinar, eso no significará que los votos emitidos por esa opción se transfieran a otra. Las coaliciones y partidos tienen oportunidad de presentar sustituciones, siempre que el caso de renuncia ocurra antes de 30 días de la jornada electoral. De darse ese caso, acotó, se trata de un acto político, no jurídico.