Ricardo Anaya Cortés no deja de ofrecer material para la realización de memes y polémica en las redes sociales. En su intento por conocer la realidad que viven a diario millones de mexicanos, el ex candidato del PAN a la Presidencia de la República se ha convertido en una parodia de sí mismo. 

Este miércoles difundió en sus redes sociales un viaje en combi, algo que para él pudo ser una hazaña; se levantó temprano para acompañar a la enfermera Yadira que vive en el municipio de Ixtapaluca, en el Estado de México, y que trabaja en la alcaldía Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

La idea de Anaya, o mejor dicho, de su estratega Andrea de Anda, dueña de la empresa Ojiva Consultores, quien cobró 29 millones de pesos por dos meses de campaña presidencial en 2018 —alrededor de 500 mil pesos diario— es mostrar a un Anaya empático con la gente. Sin embargo, el resultado dista mucho de lo esperado, pues aunque el propósito del ex candidato es poner el centro de atención en las condiciones de trabajo que tiene la enfermera, es él quien termina por llevarse los reflectores.

El panista narra en el clip de video que la enfermera  y su familia lo invitaron a pasar la noche en su casa, en Ixtapaluca, y al día siguiente se levantaron a las cuatro de la mañana para salir, a las 4:30, rumbo al sitio de combis, tras caminar media hora.

Después durante 45 minutos, viajaron hasta la estación del Metro Santa Marta, para dirigirse a la estación Pantitlán y luego a Balderas. Allí se bajaron y se trasladaron a la estación 18 de Marzo para llegar finalmente a Lindavista.

Foto: Captura de pantalla de video.

Anaya cronometró dos horas y media en el traslado en transporte público de la joven enfermera, descubrió que los usuarios del transporte público son amables y otro hallazgo fue que los mexicanos también son responsables.

“Me dio gusto ver que no hay una sola persona que le haga caso a López Obrador en su locura de no querer usar el cubrebocas, todo el mundo lo trae puesto”, exclamó el panista.

Yadira es responsable de hacer las pruebas de COVID-19 en la Clínica 41 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en la colonia Magdalena de las Salinas.

“A ti, a todas las enfermeras, doctoras, doctores, de veras, de todo corazón, quiero agradecerles lo que están haciendo por todos nosotros”, le dijo Anaya a la enfermera.

De entre los usuarios de redes sociales, hubo quien le recordó al panista que su familia vivió durante años en Estados Unidos y que él mismo viajaba cada fin de semana para visitarla.

Para cerrar con broche oro su odisea, el  panista citó un informe publicado por Amnistía Internacional en septiembre, en el que señala que México ha sido el país más peligroso en el mundo para el personal sanitario durante la pandemia, y otro de la Organización Panamericana de la Salud, que ubicó a México como primer lugar en fallecimientos por COVID-19 entre el personal de salud dentro de una lista de 18 países.

“El gobierno de López Obrador no ha mejorado las condiciones laborales del personal médico durante esta pandemia. De hecho, jamás se ha visto a López Obrador ni al subsecretario Hugo López-Gatell visitando un hospital durante esta crisis sanitaria”, dijo Anaya en un comunicado.