Contactanos

 

LMDP

AMLO y su poderosa arma para combatir las fake news de los chayoteros

Recuerdo aquella tarde lluviosa en el Zócalo, corría el año de 2006 y el tribunal electoral había dado carpetazo a las últimas esperanzas por revertir el fraude electoral. La multitud, en una mezcla de tristeza e impotencia no se dio por vencida, el plantón había sido una de las mejores escuelas vivenciales para fundar otra ideología, otra narrativa, una forma distinta de ver la política y de entenderse los unos con los otros en aquello que se llama abstractamente pueblo.

Así, los ánimos a flor de piel no aceptaron la imposición institucional, el lúgubre anuncio del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador generó un silencio sepulcral en el que solo se escuchaba la lluvia caer sobre paraguas, impermeables y cabezas desnudas, el pueblo respondió instintivamente en tono de lucha: ¡palacio! ¡palacio! ¡palacio! El ambiente se electrificó ante la posibilidad de que el pueblo tomara por asalto Palacio Nacional amparados en el artículo 39 de la constitución.

López Obrador, entonces, continuó su discurso e insistió en el talante pacífico del movimiento, pero fijó una ruta hasta ese momento inédita (me permito parafrasea de memoria): -es momento de comenzar la revolución… de las conciencias (en estos puntos suspensivos se vivió, por supuesto, la emoción más profunda en nuestros corazones). Desde entonces quedó marcado el rumbo que seguiría la batalla hasta el triunfo del 2018.

Asamblea de AMLO días después de las elecciones de 2006.

A tres años de aquel momento siguen episodios cada vez más complejos en esa ruta. Todo el siglo XXI, hasta el momento, ha sido una lucha que, además de tener su expresión en la vida material de las personas, esto es, en el acceso a una vida digna, también se mantiene el terreno de batalla en el campo ideológico y narrativo.

Hemos visto cómo en América Latina, partidos de derecha lograron utilizar los medios corporativos para generar campañas que crearon confusiones tremendas en la población. Este es el caso de lo que sucedió – solo por citar algunos ejemplos- en Argentina con Macri, Piñera en Chile, en Ecuador con Lenin Moreno, en nuestro país con Peña Nieto y Bolsonaro en Brasil. Dicho de otra manera, el llamado cuarto poder mostró su capacidad para orientar el sentido del voto mediante el miedo y la desinformación. Todo esto, además, bajo el uso de estrategias legalistas que conocemos como law fare o judicialización de la política (instrumento, por cierto, utilizado contra López Obrador en el tema fundador del desafuero).

Ya dentro de la primera mitad del sexenio del Gobierno de la Cuarta Transformación también observamos el uso sistemático del golpeteo mediático, a tal grado que su virulencia se ha instalado en mentiras abiertas y en una ingeniería mediática que utiliza el escudo de la prístina “libertad de expresión” para ocultar sus intereses corporativos. La mañanera ha sido uno de los mejores instrumentos para frenar estos ataques.

Porque aquí es necesario decirlo con claridad, existe una contradicción que debe resolverse: no puede existir el desarrollo de la comunicación pública con la existencia de grandes oligopolios mediáticos. Ha sido muy fácil para chayoteros y pseudo-periodistas ampararse en los principios de los derechos fundamentales sin asumir su condición privada.

Por ello, me parece que el “quién es quién” en las fake news es una respuesta lógica y combativa para seguir desarmando esas estrategias que son parte de los golpes blandos. La palestra presidencial, bajo este contexto, es apenas una respuesta pública con fundamento soberano y popular para responderle a estos grandes consorcios y sus intereses de clase.

La revolución de las conciencias continúa y es necesario seguir profundizándola. Me parece que es momento para reflexionar sobre las vías que se tienen que multiplicar para generar nuevas experiencias vivenciales que dejen en fuera de lugar a los pseudo-periodistas que, siendo chayoteros se dan baños de dignidad sintiéndose Francisco Zarco.

Oscar David Rojas Silva

Economista (UdeG) con estudios de Maestría y Doctorado (UNAM) sobre la crítica de la economía política. Director del Centro de Estudios del Capitalismo Contemporáneo y comunicador especializado en pensamiento crítico en Radio del Azufre y Academia del Azufre.

Click para comentar

Deja un comentario

Facebook




Suscríbete a Polemón por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1,239 suscriptores

Támbien te puede gustar

LMDP

Por delincuencia organizada, lavado de dinero y peculado, derivados de posibles desvíos por casi 3 mil millones de pesos de la Secretaría de la...

LMDP

La estrella de fútbol del equipo regiomontano Tigres, André-Pierre Gignac,  es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) debido a algunas anomalías...

LMDP

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que Brenda Lozano no será la agregada cultural de México en España e indicó que este mes...

Opinión

Las palabras de Guillermo Prieto salvaron en la historia a dos presidentes indios: Benito Juárez en 1858 y Evo Morales en 2019. En ambos...