En 2009, el entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes de Felipe Calderón, Luis Téllez, dijo a la escritora Diana Isabel Pando que “Salinas se robó la mitad de la cuenta secreta (…) López Portillo destrozó al país y Salinas al final también”.

Esta partida fue aprobada en la Constitución de 1917, conformada por el presupuesto federal, y fue eliminada definitivamente durante el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, al decretarse en el Diario Oficial de la Federación una reforma al artículo 74 donde se prohibe este fondo millonario con el cual el Presidente de México podía disponer de una determinada suma de dinero a discreción.

La mayoría de este dinero terminaba en los bolsillos del presidente en turno o era usado con fines político-electorales.

ASF – Primera Plana Noticias

En 1993, Carlos Salinas manejó cerca de 4 mil millones de pesos (actuales) de esa partida y, según los partidos de oposición, esa suma fue destinada para favorecer a su partido, el PRI, en las elecciones de ese año.

En mayo de 2009, a tres meses de que fuera difundido el audio de Téllez con Diana Isabel Pando, el ex presidente Miguel de la Madrid declaró en entrevista con Carmen Aristegui que Salinas manejó la partida secreta más grande que la que él usó, y que era posible que se hubiera robado más de la mitad de ese dinero.

POLÉMICA ENTREVISTA A MIGUEL DE LA MADRID EN 2009 - Campeche.com.mx

-¿Cómo abusó Salinas de esa partida secreta?, porque era mucho más grande que la que usted ejerció, eso está claro.

-Ampliamente más grande.

-¿De qué tamaño era esa partida secreta en relación con lo que usted ejerció?, ¿Cinco, diez veces, cien veces?

-Por ahí anda.

-Hace unas semanas surgió el escándalo con Luis Téllez porque se registró su voz que decía que (Carlos Salinas) se robó la mitad de la cuenta secreta.

-Sí.

-¿Usted cree que se robó la mitad?

-Sí, es posible.

Pero Salinas no es al único al que se le acusa de tomar recursos de la partida secreta para enriquecerse o beneficiar a su partido. También lo hicieron Ernesto Zedillo y Vicente Fox.

Pablo Gómez, Diputado de Morena que desde 1979 llevó al Congreso el tema de la eliminación de la partida secreta presidencial, declaró en entrevista que ese fondo fue usado por los presidentes como gastos discrecionales.

“Por ley tenía que justificarse, pero nunca se presentaron facturas ni nada. Se alojó durante muchos años en el Ramo 23 como una partida que tenía una referencia de un precepto constitucional, pero nunca se le llamó por su nombre, era secreta en el doble aspecto: en su existencia y su cantidad no se justificaba. No se sabía en qué se usaba”, indicó.

Señaló además que Salinas utilizó de manera muy especial la partida secreta y el tema se fue a los tribunales.

Memoria Política de México

“Una parte de esa partida secreta se la dio a su hermano Raúl y él fue procesado en el tiempo de Zedillo como presunto responsable de haberse robado parte de la partida secreta”, dijo.

Agregó que tiempo después un juez exoneró a Raúl diciendo que la partida secreta no requería justificación, “lo que es completamente falso, pero es la creencia que siempre se tuvo, que el carácter secreto de la partida hacía que no tuviera que comprobarse el gasto”.

Según información recopilada por Gómez, la partida secreta se incrementó considerablemente con Salinas. “En 1988, cuando De la Madrid dejó el poder, estaba en 90 millones de dólares y Salinas lo dejó en casi 200 millones de dólares en el año 1994”.

Al respecto, la académica Sonia Juárez, mencionó a SinEmbargo que la partida secreta de los presidentes tenía la finalidad de ser usada para imprevistos de la Nación, sin embargo, los mandatarios la usaban a modo.

“Comentan que el que más gastó fue Carlos Salinas de Gortari. Unos lo usaban para gastos personales, otros para financiar campañas de sus sucesores, como en el caso de Fox”, explicó.

La eliminación de la partida

Esta partida queda prohibida a tan solo unos meses de que se realice la Consulta Popular sobre los actores políticos del pasado, un ejercicio que permitirá a los mexicanos decidir si avalan o no llevar a juicio las acciones de los últimos cinco ex mandatarios de México.

Reforma Banxico: Experta Tec analiza su impacto en 2021 | Tecnológico de Monterrey

La Constitución indica que las partidas deberían ser asignadas a las secretarías de Estado y ejercidas con la firma del Presidente, no obstante, esto no ocurrió en sexenios pasados y supuso una violación a la ley.

En 2006, el último año del sexenio de Fox, los legisladores intentaron que la partida secreta presidencial se regulara al incluir en el artículo 49 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria:

“Las partidas secretas a que se refiere el artículo 75, fracción IV de la Constitución Política, que se incluyan en el Presupuesto de Egresos, únicamente podrán destinarse a gastos de seguridad nacional y estarán sujetas a la fiscalización por la Auditoría Superior de la Federación. La información utilizada, así como la derivada de sus resultados, tendrá el carácter de reservada y confidencial”.

Con Felipe Calderón, sin embargo, este dinero se usó para financiar “gastos confidenciales” en el combate al crimen organizado, según denuncias hechas por legisladores de la oposición en 2011.

Mientras Calderón sumó a 16 millones a la pobreza, te presentamos la casa de Margarita Zavala - RegeneraciónMX

“El Gobierno de Felipe Calderón ha destinado a la partida secreta a lo largo de su sexenio hasta 12 mil millones de pesos para financiar gastos confidenciales y reservados en el combate al crimen organizado, dinero que se ha utilizado para pagar operaciones encubiertas, testigos protegidos, infiltrar a agentes en las redes de la delincuencia organizada, rentar casas de seguridad, preparar operativos sorpresa para detener a presuntos miembros del crimen organizado, entre otras acciones”, aseguró Cárdenas García en 2011.

Según la iniciativa de reforma para eliminar la partida secreta impulsada por Cárdenas García en 2011, los recursos asignados por dependencia dentro de la partida 33701 en el Gobierno de Calderón fueron:

  • Secretaría de Gobernación: 642 millones 280 mil pesos
  • Secretaría de la Defensa Nacional: 57 millones 608 mil pesos
  • Secretaría de la Marina: 29 millones 505 mil pesos
  • Presidencia de la República: 11 millones 941 mil pesos
  • CISEN: 563 millones 984 mil pesos
  • SAT: 30 millones 819 mil pesos
  • SSP: 5 mil 859 millones de pesos
  • Policía Federal: 4 mil 294 millones 173 mil pesos
  • Instituto Nacional de Migración: 119 millones 948 mil pesos

Por su parte, Enrique Peña Nieto destinó la partida secreta en su mayoría a “gastos de seguridad nacional”, hoy en la mira de la Unidad de Inteligencia Financiera y de la Secretaría de la Función Pública, de acuerdo con Milenio.