El Presidente Andrés Manuel López Obrador considera hacer un sorteo en la Lotería Nacional para rifar el avión presidencial que hasta ahora ha tenido dificultad de vender por su alto costo en el mercado.

De acuerdo con el mandatario, el sorteo sería de 6 millones de ‘cachitos’ a un precio de 500 pesos.

“Una rifa de 500 pesos, 6 millones de ‘cachitos’, en la Lotería Nacional. Explico (…), se daría al que ganara el avión, ya incluido, un servicio de operación de dos o un año”, indicó en la conferencia de prensa matutina.

Esta es una de las cinco propuestas para lograr la venta de la aeronave.

Según López Obrador, hasta ahora dos personas están interesadas en la compra de la aeronave y hasta hace unos días, una de ellas ofrecía 125 millones de dólares por el avión.

La oferta fue rechazada porque de acuerdo con el avalúo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el avión tiene un valor de 130 millones de dólares y  no puede ser vendido por debajo de esta cantidad.

A parte del sorteo, la segunda opción para vender el avión presidencial es hacer un trueque con Donald Trump y el Gobierno de Estados Unidos que consistiría en intercambiar la aeronave a cambio del precio equivalente de su costo en equipos médicos como ambulancias, tomógrafos y equipos de rayos X  que serían utilizados en hospitales públicos.

Una tercera opción es la venta del avión presidencial en 12 partes a empresas nacionales, y sobre esta opción ya hay ofrecimientos.

Y la última opción sería rentar la aeronave al público en general, por hora. El costo saldría en unos 15 mil dólares, más lo gastado en el mantenimiento de la aeronave, la cual sería administrada por la Fuerza Aérea Mexicana.