Luego de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos retirara los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que no habrá impunidad en del caso y agradeció al gobierno estadounidense por dejarlo en manos de la Fiscalía General de la República (FGR).

El mandatario aseguró que la FGR se comprometió a continuar con la investigación del ex secretario de la Defensa Nacional durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y quien está acusado por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

De acuerdo con AMLO, no hubo ningún acuerdo “oculto” ni nada a cambio entre ambos gobiernos y fiscalías. 

 

“Miren, no hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presenta y deciden juzgar en Estados Unidos, sin conocimiento de nuestro gobierno”, expresó el Presidente.

“Esto va más allá de lo legal. No quiere decir que no sea legal, pero es que existe un acuerdo de colaboración suscrito años atrás en esta materia, y no se hizo valer. En el caso que nos atañe, fue violado, porque nosotros no teníamos ninguna información”, dijo AMLO sobre el acuerdo con la DEA.

El Presidente dejó en claro que la inminente extradición de Cienfuegos a México “no significa impunidad” como argumentan sus críticos.

“Nosotros no podríamos hacer nada que pusiera en duda nuestra integridad moral, que es lo que estimamos más importante en nuestra vida. Se lleva a cabo este proceso, aquí se va a juzgar, porque ya se abrió una investigación, una autoridad competente y recta de México va a decidir si hay elementos para juzgar al General Cienfuegos o no”.

“Y va a ser con apego a la legalidad, sin influyentismo, que eso ya se terminó. Por eso hablo de una nueva realidad y con apego a la verdad y con cara al pueblo, con transparencia. No hay acuerdos en lo oscurito como era antes”, indicó el mandatario.

 

Por ese motivo, López Obrador pidió al pueblo tener paciencia y confianza en el fiscal Alejandro Gertz Manero, pues el gobierno ha cambiado y hoy se viven nuevos tiempos.

“Han cambiado las cosas en México, hay cambios. El que se siga pensando de que los procedimientos legales y las autoridades del extranjero son más confiables y mejores que las autoridades de México ya no corresponde a la nueva realidad. No somos más que nadie, pero tampoco somo menos que nadie”.

“Asumamos que son otros tiempos y esperemos. Va a haber oportunidad para ir conociendo todo el proceso como se vaya presentando, pero por qué tenerle confianza a un juez o una jueza, a un Fiscal en Estados Unidos, y no tenerle confianza en esta nueva circunstancia a un juez o una jueza, o a un Fiscal en México. Vamos a que hablen los hechos, vamos a esperar”, indicó el Presidente.

Al final, AMLO agradeció al gobierno de EU por rectificar su decisión al no haber cuidado el proceso y respetar la soberanía de México, pues nuestro país no es una “colonia ni un protectorado” para actuar como lo hicieron.

 

“No es cualquier cosa, no podemos nosotros permitir sin elementos que se socaven nuestras instituciones fundamentales, además México es un país, que no se olvide, libre, independiente y soberano” sentenció López Obrador.