El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que este domingo saludó de mano a la madre de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, la señora María Consuelo Loera, luego de que acudiera a supervisar la obra de una carretera.

El episodio se llevó a cabo después de un evento realizado en La Tuna, una población rural del estado de Sinaloa, a donde el tabasqueño asistió para supervisar los avances de la obra.

“Te saludo, no te bajes. Ya recibí tu carta”, dijo el mandatario al momento de saludar con un apretón de manos a Consuelo, madre del ‘Chapo’ Guzmán.

El vídeo se viralizó en redes sociales y suscitó diversas reacciones que condenaron el encuentro entre la madre del capo, —que purga una condena en una prisión de máxima seguridad en los Estados Unidos— y el mandatario mexicano. 

Uno de los más escandalizados, fue el secretario general de acuerdos de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Maynez.

Sin embargo también hubo muestras de respaldo hacia AMLO.

Ante estos hechos, este lunes en su conferencia mañanera, López Obrador respondió los cuestionamientos para atajar cualquier suspicacia que pudiera ocasionar tal encuentro. El tabasqueño dijo que independientemente de quién sea su hijo, la señora se merece su respeto.

“Es una señora de 92 años y ya dije la peste funesta es la corrupción, no un adulto mayor que merece todo mi respeto, independientemente de quien sea su hijo y lo seguiré haciendo. A veces les tengo que dar la mano, porque ese es mi trabajo, a delincuentes de cuello blanco, que ni siquiera han perdido su respetabilidad, cómo no se la voy a dar a una señora, cómo le voy a dejar la mano tendida, se me hace mal el hacer eso”, explicó.

López Obrador acudió a supervisar la construcción de la carretera Badiraguato-Guadalupe en Sinaloa, en la región conocida como el “Triángulo Dorado” en los límites entre Chihuahua y Durango, famosa por el trasiego y cultivo de drogas.

En este lugar, fue captado en video cuando saludaba a la madre del ‘Chapo’, a bordo de una camioneta en color blanco. 

“Nada más te saludo, no te bajes”, le dijo el presidente a la señora María Consuelo Loera, durante el encuentro de unos segundos. “Ya recibí tu carta”, le comentó.

López Obrador explicó a los reporteros en Palacio Nacional que se trata de una misiva que data de febrero de 2019 en la que la madre solicita que el gobierno de México repatrie a su hijo preso en Estados Unidos, y en la que además le envió “toda clase de bendiciones”.

“Como todas las madres, todavía no conozco una madre que acepté la culpa de un hijo, las madres tienen amor tan especial, sublime, a los hijos. Que no lo ha visto en cinco años, que no se quiere morir sin verlo, y me pide que yo ayude en gestiones para que el gobierno de Estados Unidos le permita viajar para a su hijo y voy a hacer el trámite, desde luego esto depende del gobierno de Estados Unidos y de la embajada de Estados Unidos. Yo creo que, por razones humanitarias, se debe permitir se le debería permitir ir”, planteó.

Respecto a las críticas, el mandatario las calificó de hipócritas y recordó que hubo un gobierno conservador que incluso negoció con el mismo ‘Chapo’ Guzmán.

“De veras que son hipócritas, esa es la verdadera doctrina del conservadurismo, la hipocresía y que acepten que no somos iguales. Nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie, no somos como ellos”, exclamó. 

De acuerdo con AMLO, el saludo de este domingo, no fue pactado, pues la señora se encontraba en el sitio y quería saludarlo.

“Ya sabía, pero no voy a hacer lo políticamente correcto, no soy ortodoxo, soy heterodoxo en estas cosas, siempre hago lo que me dicta mi conciencia, y actuó con principios e ideales, es cabeza, pero también corazón. Ya lo dije no soy robot, soy ser humano”, añadió. 

Esta vez el ex presidente Felipe Calderón prefirió reservar su opinión en redes sociales, pero retuiteó todos los comentarios en contra de ese encuentro, razón por la que el periodista de Proceso, Álvaro Delgado lo arrobó en Twitter.

La dramaturga Sabina Berman también se expresó al respecto.