El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cuestionó severamente este jueves al juez local Faustino Gutiérrez Pérez, titular del Juzgado Octavo de Distrito con sede en Reynosa, quien le otorgó un amparo al  gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para evitar que  la Fiscalía General de la República (FGR) proceda con su arresto, luego de que ha sido acusado por diversos hechos de corrupción y delincuencia organizada.

Esto sucedió apenas 48 horas después que se confirmara la victoria de Morena en el Congreso Local de esa entidad,  situación que debilita aún  más al gobernador panista de cara a su futuro judicial.

“Tenemos que actuar de manera institucional, independientemente de estas decisiones de los jueces, que son lamentables porque no es posible que el poder legislativo decida que procede el desafuero y que debe de llevarse a cabo la investigación contra el gobernador de Tamaulipas y de repente el juez ampara”, dijo.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García de Vaca. Foto: Especial.

El presidente dijo que el problema que identifica en el Poder Judicial es que protege y ampara solo a las élites.

Es su derecho también, pero, ¿qué esto es muy común?, ¿se ampara a Juan Pueblo?, ¿se le protege? No, ese es el problema que tiene el Poder Judicial, es que protege y ampara solo a las élites, a los potentados, a los representantes de la llamada clase política o a los dueños de las grandes corporaciones, es una Justicia de élite”.

AMLO dijo que este tipo de situaciones se tienen que denunciar para que no se repitan.

De acuerdo con el portal La Política Online, el gobernador panista se encontraría en una situación de pánico, y es por ello que el gobernador presiona al Instituto Electoral de Tamaulipas para volver a contar los votos en más de 2,000 casillas (casi la mitad de todas las que se instalaron el día de la elección), un último intento de revertir su derrota electoral que podría sellar su destino judicial.