¿Qué va a decir Andrés Manuel? Ésa era la pregunta. No había la menor duda de que hablaría del tema. Que lo trataría. Que le cuestionarían sobre él. Pero, ¿qué diría exactamente?

Ayer fue, al menos para la oposición, un hit, “un golpe”. En “nado sincrónico” comenzaron a gritar: “miren, es el hermano de AMLO”, “miren, son lo mismo”, “miren, son tan corruptos como nosotros”, “miren, la 4T ya se acabó”.

Todo a partir de dos videos que dio a conocer (no podría ser otra forma) Carlos Loret de Mola en su programa (humildemente llamado) “Loret”.

¿Qué muestraron esos dos videos?

Aparece Pío López Obrador recibiendo sobres donde, se supone, hay dinero. Quien lo entrega, y quien presumiblemente los grabó, es David E. León Romero, quien fuera el encargado de Protección Civil en el país y que iba a tomar posesión como administrador de la nueva empresa del Estado Mexicano para comprar medicinas y vacunas en el extranjero.

Ayer, los que odian a AMLO, los que lo detestan y los que quieren que caiga, cargaron todo contra él: improperios, mentiras, insultos, bots y trolls. No se dejaron nada. Fue un operativo enorme, costosísimo. La intención: desgatar a AMLO, decir que es corrupto, que es lo peor.

Por eso, la pregunta era: ¿qué iba a decir AMLO?

Así pues, la mañanera de hoy viernes 21 de agosto era especial.

Y antes de que se lo preguntaran, Andrés Manuel habló del tema.

AMLO se vio como un jugador con experiencia, un político curtido, un gigante en eso de saber qué hacer.

Lo primero que dijo fue desnudar la intención en la difusión de esos videos. “yo lo explico como una reacción normal, legítima, de quienes están viendo afectados sus intereses por la decisión que tenemos de acabar con la corrupción del país”.

Inició fuerte. Y apenas comenzaba todo.

Les recordó la denuncia de Emilio Lozoya. Y lo de Genaro García Luna. Todo se los dijo. Así, con detalles, para que no se olvidara el contexto, para que recordara la corrupción de ellos. El saqueo al país que hicieron.

Así pues, lo dejó claro: “Nuestros adversarios buscan equiparar las cosas, y decir que todos son lo mismo”.

Posteriormente, indicó las diferencias: una cosa es que se recolecte entre las bases de un movimiento dinero para apoyar al mismo movimiento, y otra los actos de corrupción que se están ventilando

En el otro caso, en el de mi hermano, con David León, son aportaciones para fortalecer el movimiento en momentos en que la gente era la que apoyaba, básicamente. Nosotros hemos venido luchando durante muchos años, y nos ha financiado el pueblo, como ha sucedido cuando se han llevado a cabo revoluciones.

Ahí, en ese momento, AMLO ya iba ganando.

Posteriormente, Andrés Manuel explicó cómo es que, el movimiento que representa, se financiaba.

Estos recursos, como se habla en el video, se utilizaban para la gasolina, para el apoyo de quienes trabajaban en la organización del movimiento. Y como él mismo lo afirma, David León contribuía de esa manera, consiguiendo esos fondos. Como ayudaron muchos mexicanos. Yo puedo comentarles que a mi me apoyaba la gente. Había una cuenta abierta en un banco, en Banorte, en donde depositaban dinero para mantenernos. Yo obtenía mi sueldo de esa forma, y al gente depositaba ahí. Hasta que nos clausuraron la cuenta. Primero la teníamos en otro banco, y por represalias no las cancelaron. Le tengo que vivir agradecido al dueño de Banorte, finado ya, Roberto González, que a pesar de la situación tan difícil de represión que vivíamos, se atrevió a abrirnos la cuenta.

Quien esto escribe sabe que eso es verdad. Durante años este tecleador acudía mensualmente a un banco para apoyar el movimiento a partir de una cuenta que se llamaba “honestidad valiente”.

Pero la estocada final de AMLO vino cuando dijo que, quienes están emocionados con el video y andan gritando puro odio, deberían denunciar. Sí, el presidente, pidiendo que denunciaran a su hermano.

Instó a Carlos Loret de Mola, o a los expresidentes, o incluso a los jefes de los partidos políticos, para que vayan a la Fiscalía General de la República y que denuncien a Pío López Obrador y a David León.

Esta revelación, estos videos que presentó Loret de Mola, deben de entregarse a la Fiscalía General de la República, es decir, el señor Loret de Mola debe presentar una denuncia, o los ex presidentes, o sus representantes, me refiero al presidente Peña Nieto, Calderón, al ex presidente Salinas de Gortari, o los dirigentes de los partidos opositores, para que se inicie la investigación que corresponda.

Incluso, dijo que el mismo Pío López Obrador y David León deberían acudir a la Fiscalía a aclarar todo. Y les pidió que no se amparen.

Sus palabras fueron claras:

Cero corrupción, cero impunidad, sea quien sea. Lo he venido sosteniendo. Nada ha dañado mas a México que la deshonestidad de los gobernantes, que la corrupción. No debe haber impunidad para nadie. Si un familiar comete un delito, debe ser juzgado. Sea mi hijo, mi esposa, mis hermanos, mis amigos, quien sea. Se acabó la impunidad. Yo no le voy a fallar al pueblo de México. Además, no voy a ceder en mi propósito de limpiar de corrupción al país. Y si actúo como lo tengo que hacer, con integridad, con rectitud, voy a mantener siempre mi autoridad moral para tener autoridad política y repito desterrar la corrupción del país que es el principal problema de México”

AMLO, pues, transformó un ataque de la oposición en la evidencia clara de que, en su gobierno, no se permitirá ningún acto de corrupción.

Después se dio el tiempo de contar que él sabía que esos videos se darían a conocer, pues el mismo David León se lo había dicho cinco días antes. Y lo que le recomendó fue simple: “Le dije que enfrentara la denuncia y que dijera la verdad”.

Ayer no pocos decían que los videos podía ser un “principio del fin” de la 4T. Hoy quedó demostrado que la fortaleza ética de Andrés Manuel es un escudo muy fuerte. Potentísimo.