El Presidente Andrés Manuel López Obrador le exigió al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, presentar pruebas que demuestren sus acusaciones, sobre que los disturbios ocurridos ayer en Guadalajara fueron ocasionados por los “sótanos del poder de la Ciudad de México”.

“El que acusa tiene que probarlo para actuar de manera responsable”, dijo el mandatario en su conferencia mañanera de este viernes.

López Obrador reconoció tener diferencias políticas con el Gobernador de Jalisco, pero aseguró que no tiene ningún interés en pelearse con él, por lo que rechazó las acusaciones en su contra.

“No tenemos interés en pelearnos con ningún gobernador. Tenemos interés en enfrentar los grandes y graves problemas nacionales; a eso me dedico, no soy hipócrita, porque no soy conservador, no tiro la piedra y escondo la mano”, dijo.

Finalmente mencionó que el gobernador Alfaro debió cuidar sus palabras, “no tenía por qué inmiscuirme”.

Manifestaciones fueron “infiltradas”: Alfaro

Luego de la serie de disturbios tras las protestas ocurridas ayer en Guadalajara, el gobernador, Enrique Alfaro, emitió un mensaje a través de sus redes sociales en el que responsabiliza a Morena de lo ocurrido.

“Le pido al Presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá y estén midiendo el daño que le estén generando al país con este ambiente de confrontación porque son ellos justamente los que han generado todo esto que estamos viviendo”, dijo.

Alfaro aseguró que las protestas fueron infiltradas por personas enviadas desde los “sótanos del poder de la Ciudad de México, que lo que buscan es dañar a Jalisco (…) en un momento difícil como el que estamos viviendo en medio de una emergencia sanitaria”.

Policías de Jalisco agrediendo a manifestantes.

Aseguró que detrás de lo ocurrido “hay muchas mentiras que irán cayendo poco a poco”, y que el tiempo evidenciaría las intenciones reales detrás de lo sucedido.

También afirmó que en las próximas horas habría noticias sobre todo lo que rodea el caso de Giovanni López.

De igual forma, el mandatario estatal reiteró que muchos de los manifestantes presentes en los hechos de este jueves no son de aquí de Jalisco ni de Guadalajara, lo que evidencia -dijo- que detrás de lo que está sucediendo hay intereses muy precisos.