El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que trabaja diariamente 16 horas para que así, lo que le tomaría 12 años en hacer, lo pueda lograr en seis.

De esta manera, dijo, es “como si hiciéramos dos sexenios” en uno, por lo que no será necesaria una reelección para sentar las bases de un cambio verdadero que difícilmente puedan ser modificado por otro gobierno.

Lo anterior lo dijo este fin domingo, durante su encuentro con los Pueblos Seri, Pima, Pápago, Kikapú y miembros indígenas migrantes en Hermosillo, Sonora.

“Trabajamos 16 horas y usamos 8 para descansar, si así lo hacemos nos va a rendir el tiempo, y no va a hacer falta que, como algunos dicen, que voy a reelegirme, no. Yo soy partidario del sufragio efectivo, no reelección”, dijo.

Agrego que al trabajar 16 horas diarias logrará saciar el hambre y sed de justicia, “poco a poco de manera organizada y con mucho trabajo”.

En su discurso añadió que “mucho se ha avanzado” en los 11 meses que lleva su gobierno y remarcó que en nueve de cada 10 hogares de comunidades indígenas ya están recibiendo un apoyo.

También aprovechó para destacar la riqueza cultural de nuestro país, y recalcó su compromiso de beneficiar y darle preferencia a las comunidades indígenas y a la gente que más lo necesita.

“Nuestro pueblo es muy humano y aunque pertenezcan a otras culturas, aunque sean mestizos, la mayoría de los mexicanos apoyan el que se le dé preferencia a las comunidades indígenas, un aplauso por la solidaridad verdadera de todos los mexicanos”, dijo.