El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa volvió a cuestionar al presidente Andrés Manuel López Obrador, al asegurar que  México retrocede en el Gobierno del tabasqueño.

En conferencia de prensa que impartió la mañana de este viernes en el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México, respondió a una serie de preguntas que formuló el público y medios de comunicación en las que le pedían su opinión sobre el desempeño del mandatario. 

 “Veo muy mal a México”, dijo categórico. 

“Mal, yo lo veo mal, yo lamento decir que yo quiero mucho a México, tengo mucha relación con México. Yo quisiera que México jugara un papel absolutamente fundamental como el gran país que es en América Latina y mucho me temo que este gobierno esté retrocediendo un poco a México”, recalcó.

Vargas Llosa acuñó en la década de los 90 la frase aquella de que México tenía la “dictadura perfecta” debido a la permanencia del PRI en el gobierno durante más de 70 años y con una clase intelectual prominente de su lado.

Foto: Presidencia de la República.

Sin embargo aseguró que el país había comenzado a salir de esa “dictadura” y con AMLO está regresando. Nada nuevo a lo que ya había mencionado en el mes de octubre en una entrevista que concedió al diario Reforma a propósito de su nuevo libro Tiempos recios en la que hace una férrea crítica de los regímenes latinoamericanos durante la guerra fría.

“México comenzaba a salir de esa ‘dictadura perfecta’, que al final no era tan perfecta, era bastante imperfecta para las mexicanas y mexicanos, y me temo muchísimo que el populismo que parece realmente la ideología del actual presidente de México, nos conduzca otra vez a la ‘dictadura perfecta’”, agregó el escritor. 

El escritor de origen peruano rechazó  que el modelo comercial neoliberal que se ha implementado en América Latina desde la década de los 70’s  sea un fracaso, a pesar de la evidente desigualdad que ha provocado y las multitudinarias manifestaciones en países como Chile, Uruguay, Argentina y Colombia. 

Según él, esto es debido a que los derechos y la igualdad en oportunidades fueron olvidadas en varios casos, lo que derivó en las actuales manifestaciones a lo largo de América Latina. 

Las declaraciones de Vargas Llosa le merecieron críticas en redes sociales. El escritor Fabrizio Mejía Madrid, recordó que la Fundación Vargas Llosa tiene en su Consejo Empresarial a Juan Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL, una constructora española que se enriqueció en el sexenio de Enrique Peña Nieto. 

El periodista Rubén Luengas mencionó que Vargas Llosa no tiene empacho en llamar dictador a AMLO, y elogiar a un “criminal” como José María Aznar.

Los tuiteros comenzaron a cuestionar al escritor.

También le recordaron su adeudo con la hacienda española.