El tuit que escribió el historiador Enrique Krauze en su cuenta de Twitter para elogiar al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, comparándolo con el constituyente Mariano Otero, no fue gratuito.

Desde agosto del 2019, el escritor suscribió, a través de su Editorial Vuelta S.A. de C.V., un contrato  con el gobierno de esa entidad para la “Difusión por Medio de Mensajes sobre Programas y Actividades Gubernamentales”, por una cantidad que supera el millón de pesos. 

El contrato fue revelado por Álvaro Quintero, un joven universitario que se ha especializado en estudios de corrupción y gobernanza en la Universidad de Sussex, Inglaterra, y quien ha dado un particular seguimiento a las adjudicaciones que ha hecho el Gobierno de Jalisco, encontrando invariablemente en cada una de ellas, vicios de corrupción y malversación de fondos.

Quintero, destacó que el contrato se hizo por adjudicación directa y sin criterios claros que avalaran la pertinencia del mismo.

El mensaje de Krauze ni siquiera fue disimulado, pues inmediatamente después  el gobernador Enrique Alfaro, agradeció el ‘espaldarazo’ y señaló que “jamás olvidaría esas palabras”.

Krauze escribió su polémico tuit el pasado 5 de junio cuando decenas de jóvenes fueron desaparecidos de manera forzada por agentes de la Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGEJ) que estaban encapuchados y armados con palos, piedras y bates de béisbol. Primero los amagaron y posteriormente los subieron a camionetas pick up sin placas ni rótulos de esa dependencia; y mientras los llevaban a parajes desconocidos, los golpearon y amenazaron de muerte, según consta en los testimonios que han rendido los jóvenes en sus redes sociales. 

En Twitter, los jóvenes le recordaron a Alfaro a través de imágenes la brutal golpiza que sufrieron a manos de los grupos de choque que tiene incrustados en la FGEJ.

https://twitter.com/CristaalM8/status/1269470672109133826

Se dirigían a protestar en forma pacífica a las instalaciones de la FGEJ por la muerte de Giovanni López, ocurrida el pasado 4 de mayo, un joven de 30 años de edad, que fue arrestado, torturado y asesinado por policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos por no llevar cubrebocas. Su asesinato había permanecido oculto, hasta que la propia familia de Giovanni, decidió difundirlo en medios de comunicación.

De todos estos hechos, Enrique Krauze no dijo absolutamente nada y ha guardado un profundo hermetismo. En cambio, ha preferido continuar su campaña de desprestigio hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien comparó al historiador con Lucas Alamán, un conservador a ultranza que perteneció a las familias más adineradas de México.

Enrique Krauze no fue el único en tuitear a favor de Enrique Alfaro, casualmente, ese día se disparó en redes sociales el hashtag #YoLeCreoaAlfaro, retuiteado por Mariana Gómez del Campo, cuyos familiares han sido señalados como los responsables directos de la tragedia en la Guardería ABC. 

Un día antes, cuando la protesta de jóvenes se concentró en Palacio de Gobierno de Jalisco y se encontraba en su punto más álgido, apareció de manera extraña otro hashtag, postulando al gobernador de Jalisco para la Presidencia de México. 

Además de Krauze, también el columnista Sergio Sarmiento encumbró a Alfaro, pero al igual que el historiador tampoco dijo nada de las desapariciones.

El patrón de elogios a Alfaro Ramírez,  que ha sido severamente cuestionado por el uso de la represión en contra de jóvenes, y su admisión de que probablemente el crimen organizado haya filtrado a su policía estatal, es recurrente y comenzó al menos desde el 20 de marzo del año en curso, en donde comunicadores replican el mismo mensaje que es emitido por el gobernador.

Álvaro Quintero,  que se ha vuelto un experto en la obtención de contratos, también descubrió que el escritor Héctor Aguilar Camín, fue beneficiado por el Gobierno de Jalisco con la adjudicación de un contrato para su revista Nexos, por más de un millón 600 mil pesos.

Y cobró además por la colocación de banners en su sitio web.

Aguilar Camín ha sido motivo de escándalo en estos días, pues el columnista Hernán Gómez Bruera, reveló sus intenciones golpistas para destituir a Andrés Manuel López Obrador de la Presidencia de la República, además de llamarlo “pendejo y petulante”.

El escritor publicó este fin de semana en su cuenta de Twitter que AMLO ha polarizado al país. 

 

La estrategia fue replicada por otros personajes. En Jalisco, hasta la comentarista de farándula y espectáculos, Ivette Hernández (conocida como Viborilda) se trepó a los elogios hacia Alfaro Ramírez, y  su cuenta de Twitter registra una actividad sostenida a favor del mandatario jalisciense, sin mencionar en absoluto la desaparición forzada de jóvenes. 

El día de ayer por la noche, el gobierno de Alfaro Ramírez continuó con las detenciones de jóvenes, y utilizó vehículos del  Programa Salvando Vidas (El Torito) —que son empleadas para llevarse a personas alcoholizadas— para trasladarlos a las instalaciones de la FGEJ