Héctor Aguilar Camín escribió hoy un artículo en Milenio donde afirma: “es la hora que las autoridades mexicanas no pueden decir con certeza cuántas vacunas han comprado, a quién, y cuándo llegarán”.

Lo mínimo que una articulista debería proveer a sus lectores es un poco de verdad. Esa frase de Aguilar Camín es completamente falsa. Las autoridades mexicanas han informado, constantemente, cuántas dosis ha comprado, cuántas han llegado, cuántas están pregapadas y cuándo se espera que lleguen. Cada martes, Marcelo Ebrard informa los detalles de eso.

 

Mira, Aguilar Camín, así son los informe:

Se sabe cuándo llegarán con certeza una parte de las dosis, pero no todas, y eso no es culpa del gobierno mexicano. Si Aguilar Camín se informara un poco, se enteraría que la mayoría de los laboratorios que ya fabrican vacunas están superados con la demanda, y hay varios cambios en cuanto a las fechas de surtido (algo que sucede muy comúnmente cuando hay alta demanda de un producto).

Es más. Si Aguilar Camín hubiera investigado más, se enteraría que hasta ahora -lunes 15 de febrero- han llegado un millón 636 mil 350 vacunas  (de Pfizer-BuoNTech y AstraZeneca), además de sustancia activa de AstraZeneca y CanSiono para producir 9 millones de vacunas.

De verdad, Héctor, no es tan complicado investigar.

Así pues, o Aguilar Camín no se informa, o miente descaradamente. O ambas.

Los mexicanos nos merecen mejores articulistas y “líderes intelectuales”. Ya no queremos a personajes que miente cínica y descaradamente (por flojera o con dolo), como es el caso de Aguilar Camín.