Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) de los trabajadores han invertido más de 35 mil millones de pesos para financiar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), según indicó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) a la Cámara de Diputados.

En el informe, correspondiente al primer trimestre de 2018, se destaca que la inversión se realizó a través de un instrumento llamado “Fibra E”, que son certificados bursártiles -fiduciarios de inversión en energía e infraestructura- que sólo pueden ser adquiridos por grupos institucionales.

La llamada “Fibra E” se emitió en marzo del 2015, administrada por el Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM), titular de la concesión para operar, administrar y explotar el NAICM. Dicha emisión fue por 300 millones de certificados, lo que equivale a 30 mil millones de pesos.

Según precisa el informe, del total de emisiones para financiar el aeropuerto, por 7 mil 500 millones de dólares de bursatilizaciones y la Fibra E, las afores tienen únicamente una participación de aproximadamente 10 por ciento. El 90 por ciento restante se distribuye entre cientos de inversionistas nacionales e internacionales.

También menciona que las Afores que más dinero han aportado son Inbursa -de Carlos Slim-, Pensionissste, Banorte y Profuturo, con una inversión de 13 mil 500 millones de pesos, que representan un 45 por ciento de la oferta global de la emisión para la Fibra E del NAICM.

En febrero, las afores también invirtieron 16 mil 387.5 millones de pesos en una Fibra E para energía administrada por la Comisión Federal de Electricidad y otros 11 mil 835 millones de pesos para la Fibra E, enfocada en proyectos de infraestructura para la autopista México-Toluca.

En el informe, la Consar también explica que la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro establece que las Afores deben asegurarse de que las inversiones que realicen atiendan el interés de los trabajadores.