La gran mayoría de los medios de comunicación tergiversó una declaración de AMLO, pues igualó las “demandas” de la gente con las “promesas” de campaña.

Un ejemplo sirve para evidenciar esto: un medio de comunicación compartió la nota de esta información así“Ya se está echando para atrás o es consciente de la realidad del país”, como si Andrés Manuel López Obrador estuviera diciendo que no podrá cumplir con lo que le prometió a los mexicanos durante su campaña a la presidencia.

Lopez Obrador, en cambio, indicó que debido a la situación en la que se encuentra México actualmente, es posible que no pueda cumplir todas las demandas que durante 30 años ha acumulado la gente del país, pero que aún así tiene el compromiso de cumplir todas sus promesas de campaña.

Dijo AMLO: “Posiblemente, por las circunstancias, porque el país está atravesando una situación económica y social muy difícil, posiblemente por la situación de bancarrota en que se encuentra el país, no podamos cumplir todo lo que se está demandando, pero sí vamos a cumplir, que quede claro, vamos a cumplir todo lo que ofrecimos en campaña”.

En el mitin recordó algunas de sus promesas hechas en campaña, como la entrega de becas a jóvenes de preparatoria y universidad, las pensiones a adultos mayores de 68 años y la continuación de programas sociales, y aseguró que esos compromisos serán el piso que se ha fijado.

“Ese va a ser el piso y de ahí para arriba, hasta donde nos alcance el presupuesto que es dinero de todo el pueblo y se va a manejar con honradez”, declaró.

Más tarde, el tabasqueño dijo a los medios de comunicación que el país lleva 30 años en bancarrota, que se produce petróleo como hace 40 años y que ahora hay muchos más pobres que antes.

Además, adelantó que en su administración se actuará con responsabilidad en el gasto, aclarando que no habrá mayor endeudamiento público y prometiendo que respetará la autonomía del Banco de México.

Explicó que una posible crisis económica en nuestro país sólo podría venir del exterior o de un mal manejo de la política del Banco de México

“Vamos a respetar la autonomía del Banco de México para que haya equilibrios macroeconómicos, que no haya devaluación, que no haya inflación (…) Que si se dan esos fenómenos no va a ser por culpa del presidente de la República sino por circunstancias externas o por mal manejo de la política financiera que haga el Banco de México, no el gobierno de la República”, dijo López Obrador.

Por último, también indicó que ya ha concluido la etapa electoral y es tiempo de cerrar filas. “Ya nada de división, de pleitos, vamos a buscar la reconciliación nacional, la patria es primero”, aseveró.