El sábado pasado Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como presidente de México.Y fue un éxito el altísimo nivel de sintonización en televisión, internet y redes sociales.

Según indicó la empresa Nielsen IBOPE México, el rating de audiencia de la toma de poder de este sábado fue superior incluso que el de la final de la pasada Copa del Mundo.

Sus datos revelan que, mientras el partido de fútbol entre Croacia y Francia tuvo 12.30 millones de espectadores, la toma de protesta del tabasqueño alcanzó los 12.38.

Así, se determinó que seis de cada 10 personas que tenían su televisión encendida entre las 10:50 y las 12:52 horas sintonizaron el evento en el que López Obrador rendía protesta como nuevo presidente de México.

Además, la empresa señaló que la transmisión tuvo lugar en las 28 ciudades más importantes de nuestro país, por lo que alcanzó a una audiencia total de 17 millones de personas.

Posteriormente, un segundo pico de audiencia sucedió cuando el presidente acudió al Zócalo capitalino a las 17:45 horas a emitir un discurso a la nación y a recibir, por parte de los pueblos indígenas, el Bastón de Mando. En ese acto asistieron más de 160 mil personas, según cifras oficiales de la Ciudad de México.

En ese momento, la transmisión alcanzó los 9.55 millones de personas sintonizando.

También en redes sociales

De acuerdo con Nielsen Social Content Raitings (SCR), las transmisiones especiales de la toma de posesión recibieron 3.3 millones de interacciones en Twitter, Facebook e Instagram.

Además, las cuentas oficiales de AMLO en Facebook y Twitter alcanzaron un millón de interacciones.

Los hashtags más utilizados fueron #TomaDeProtesta, #4taTransformación y #PresidenteDeMéxico.

Los mexicanos lo aprueban

Por otra parte, una encuesta elaborada por El Financiero reportó que 67 por ciento de los hombres y 66 por ciento de las mujeres aprueban a Andrés Manuel López Obrador.

Según la escolaridad de los encuestados que aprobaron al tabasqueño, 65 por ciento cuenta con estudios de nivel básico, 72 por ciento de nivel medio superior y 66 por ciento con estudios universitarios.

Además, en la región norte del país es donde el nuevo presidente de México tiene mayor aprobación, con 73 por ciento, mientras que la media es de 66 por ciento.