En su propuesta de presupuesto enviada a los diputados, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que sus prioridades para el 2020 son tres: la construcción del Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas. 

Para la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 contempla otorgar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) un flujo estimado de inversión de 63 mil 624 millones 980 mil 974 pesos y un monto asignado por 5 mil 372 millones 242 mil 103 pesos.

Para ayudar a mejorar el flujo del sistema aeroportuario del Valle de México, la Sedena participa en la construcción del aeropuerto mixto civil-militar internacional en la Base Aérea Militar No. 1 en Santa Lucía, Estado de México.

Según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, el costo total estimado a largo plazo será de 95 mil 260 millones 428 mil 539 pesos.

Pista de aterrizaje en la Base Militar de Santa Lucía. Foto: Especial

El proyecto contará con tres pistas, dos de uso civil y una para operaciones militares, por lo que podrá hacer 190 mil operaciones aéreas al año y atender a 20 millones de pasajeros anuales.

No obstante, el proyecto está actualmente suspendido debido a diversos amparos promovidos por el colectivo #NoMásDerroches y por pueblos originarios de Zumpango, Tecámac y aledaños.

Vía libre para Tren Maya

El Tren Maya, el “proyecto más importante” de infraestructura, de desarrollo socioeconómico y turismo de la Cuarta Transformación cuenta para 2020 con un presupuesto total de 364 millones 984 mil 738 pesos.

De esa suma, 304 millones 337 mil pesos serán usados para gasto operativo y 60 millones 535 mil para servicios personales.

La mayoría de las estaciones y los desarrollos colaterales serán realizados con inversión mixta, para la cual se tiene proyectada una inyección a largo plazo de entre 120 y 150 mil millones de pesos, según el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Será en cuatro años que se terminen de construir los mil 500 kilómetros de vías, así como las 15 estaciones, para que en cinco años puedan iniciar operaciones.

El proyecto tiene contemplado que, durante 2019, se comenzarán los procesos de licitación para los proyectos ejecutivos, los estudios de impacto ambiental y las consultas a los pueblos originarios. No obstante, estas labores aún no han comenzado.

Hasta ahora, el Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) ha realizado espacios de diálogo en comunidades de la Península Maya para dar a conocer el proyecto, resolver dudas y entablar diálogo.

Sin embargo, colectivos mayas han señalado que falta consulta previa, así como la resolución de dudas sobre el trazo y las afectaciones.

Según el Paquete Económico 2020, el Tren Maya está encaminado a incrementar la derrama económica en la Península de Yucatán, al fomentar la creación de empleos, impulsar el desarrollo sostenible y propiciar el ordenamiento territorial de la región.

Continuidad a Refinería de Dos Bocas

Para el 2020, se proyecta que la inversión financiera que reciba la Secretaría de Energía para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, sea de 41 mil 300 millones.

Según los Criterios Generales de Política Económica, la refinería se lleva a cabo mediante la empresa filial llamada PTI Infraestructura de Desarrollo, S.A. de C.V.

La inversión total para la construcción de la Refinería, según la Secretaría de Energía, es de máximo 8 mil 134 millones de dólares, los cuales sería usados de la siguiente forma:

  • 4 mil 587 millones son para la construcción de plantas
  • 2 mil 191 millones de dólares para servicios auxiliares y mantenimiento
  • 1 mil 356 millones de dólares para almacenamiento y planificación

En julio pasado fueron licitados seis paquetes para su desarrollo, mismos que, al asignarse, sumaron un total de 7 mil 508 millones de dólares.

Dos Bocas, Tabasco, lugar donde el Gobierno de México construirá una refinería. Foto: Especial.

Las empresas seleccionadas fueron:

  • Fluor Enterpirses e Ica Flour Daniel
  • Samsung Engineering y Asociados Constructores DBNR
  • Kellogg Brown y Constructora Hostotipaquillo

Por su parte, la empresa holandesa Van Oord inició el 31 de mayo las labores de acondicionamiento del sitio en una superficie de 400 hectáreas donde estarán las plantas de proceso.

Para este proyecto ya se cuenta con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) autorizado por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).