Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 23 mayo, 2018

Scroll to top

Top

2 Comentarios

Tomar un taxi aéreo, el nuevo pretexto para pegarle a AMLO

Tomar un taxi aéreo, el nuevo pretexto para pegarle a AMLO

Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio) y Paola Campbell (@paocampbell)

Los contrincantes de Andrés Manuel López Obrador en la carrera por la Presidencia de México encontraron un nuevo pretexto para escandalizar en su contra: que el candidato de Morena haya tenido que pagar un taxi aéreo para poder llegar de Mexicali a Nogales y Guaymas.

El taxi aéreo es un servicio legal mediante el cual se paga un servicio de traslado en pequeñas avionetas para llegar a puntos de difícil acceso en el país. La idea lanzada por los opositores es que el tabasqueño dice en sus spots que no usará el costoso avión presidencial pero sí viaja en avión.

“El Andrés Manuel del Tsuru y la austeridad se perdió ya en beneficio del Andrés Manuel de la Suburban y el avión privado”, comentó José Antonio Meade, candidato del PRI sobre este vuelo.

Eso le bastó para solicitar al Instituto Nacional Electoral (INE) estar atento a la fiscalización del gasto que implicó la contratación de la avioneta o si fue una donación.

Por su parte, el candidato de la coalición Por México al Frente, el panista Ricardo Anaya, también encontró la forma de buscar ganar algo a su favor.

“Esto muestra una vez más la incongruencia y las mentiras de López Obrador. ¿No que no viajaba en aviones privados? ¿No que él solamente viajaba en aviones comerciales?”, cuestionó el panista.

Pero, ¿realmente López Obrador viajó en un avión privado como dicen sus contrincantes?

Más que un avión privado, el equipo de Obrador le alquiló un taxi aéreo en una vieja avioneta Cessena 401, con una antigüedad de 40 años, con matrícula XB-SHW, alquilada por Elvira García Pacheco con un costo de 13 mil 200 pesos por pasajero.

El mismo AMLO defendió el uso de dicha aeronave, explicando la diferencia entre un avión privado y un taxi aéreo, al puntualizar que éste último es un servicio público y que ha recurrido a él en varias ocasiones y lo seguirá haciendo, pues hay zonas del país a las que sólo así se puede acceder.

“No, es un taxi, es de servicio público, veanlo y además, me he trasladado a la Sierra de Nayarit en avioneta, nada más que, como ahora estamos a 70 días de la elección, ahora todo es noticia. Mejor dicho, escándalo, además porque viene el debate el domingo” dijo el candidato presidencial de la izquierda en su defensa.

La justificación para pagar el traslado es que la distancia entre Mexicali, Nogales y Guaymas -los tres puntos visitados por Andrés Manuel este lunes- es de aproximadamente mil kilómetros, por lo que hacer ese trayecto por tierra habría tomado cerca de ocho horas de viaje y habría impedido que llegaran a tiempo a los eventos programados ese día.

El dinero provino, según la información publicada por el candidato al Senado de la República por Sonora, Alfonso Durazo, de los recursos otorgados por el INE a los candidatos para realizar actividades durante el periodo de campañas.

Durazo expuso que la explicación estaba dirigida a “quienes se desatan por una avioneta de 40 años de antigüedad”. Y dejó en claro que la avioneta usada por AMLO no tiene comparación con el avión presidencial que el ex presidente Felipe Calderón compró para Enrique Peña Nieto “ni con los helicópteros Puma, que usan hasta para ir a jugar golf los de la mafia del poder”.

A su vez, la coordinadora de campaña de Morena, Tatiana Clouthier, aclaró que el uso del taxi aéreo fue precisamente para disminuir costos en los traslados, ya que al no tratarse de un avión privado permite continuar con los viajes sin incrementar los costos de mantenimiento de la unidad y del personal del avión.

“Creo que es muy, muy válido poder utilizar mecanismos alternos para poder bajar los costos de la Presidencia de la República en beneficio de los mexicanos y poder dar un ejemplo de no perder el contacto cotidiano con la sociedad y aislar a un presidente que termina no sabiendo qué pasa en este país”, dijo Clouthier en entrevista con Gabriela Warkentin para W Radio.

Contrastes

La avioneta utilizada por López Obrador no se compara con la lujosa aeronave oficial utilizada constantemente por Enrique Peña Nieto, un Boeing 787 Dreamliner,  que inició operaciones en 2016 y tiene un alcance de 13 mil 900 kilómetros, lo que implica que puede volar sin necesidad de hacer escalas a casi cualquier parte del mundo.

Además, el avión presidencial tiene una capacidad para 80 pasajeros y fue equipada con áreas de descanso, acceso a Internet y sistemas de telecomunicaciones que pueden ser conectados durante el vuelo. No obstante, además de los cerca de 7 mil 500 millones de pesos que costó, genera otros gastos como el pago del hangar, el sueldo del piloto de tiempo completo, entre otros.

Tampoco tiene punto de comparación con los viajes en avión que realizó el dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza a Morelia para jugar golf.

Según indicó el expresidente municipal de Tepalcatepec, Michoacán, Guillermo Valencia, Ochoa Reza viaja frente a la opinión pública en vuelos comerciales y sin escolta, pero para visitar su casa en Morelia lo hace en un jet privado y rodeado por los escoltas del Estado Mayor. Valencia añadió que durante esos viajes Reza aprovecha para ir a jugar golf en el exclusivo club Altozano.

Otro que fue señalado de utilizar aeronaves oficiales para ir a jugar golf es Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, quien fue acusado en octubre del año pasado de haber usado un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana para trasladarse a una supuesta reunión de trabajo con Enrique Peña Nieto, con quien posteriormente jugó golf, suspendiendo además las prácticas del equipo femenil de tiro con arco, quienes se preparaban para el Campeonato Mundial.

Años antes, en 2015, el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, también utilizó un helicóptero oficial para volar junto con su familia desde su casa hacia el Aeropuerto de la Ciudad de México.

Tras una primera denuncia, salió a la luz que Korenfeld aprovechaba frecuentemente las aeronaves oficiales para trasladarse desde su casa hacia su trabajo u otros lugares de la capital.

Por su parte, Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero y Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, también fueron acusados de haber realizado vuelos no justificados en el helicóptero de Pemex, entre enero y febrero del 2016.

Medios al servicio del poder

Buena parte de los medios de comunicación aprovecharon la coyuntura, se unieron al linchamiento y difundieron las críticas contra Andrés Manuel por la contratación de la avioneta, creando una supuesta polémica basada en las declaraciones del propio AMLO, en el sentido de que siendo presidente se desplazará siempre en aerolíneas comerciales y no usaría la lujosa aeronave oficial, sino que la vendería debido a su costo excesivo.

Inclusive, la conductora Fernanda Familiar, se atrevió a “asegurar” que la avioneta era de Grupo México, la compañía minera propiedad de Germán Larrea Mota-Velasco, uno de los hombres más ricos y poderosos de México.

Sin embargo, el conglomerado negó “categóricamente” que la avioneta que transportó a López Obrador sea de su propiedad y puso en evidencia la falsedad de la información dada a conocer por la locutora de Grupo Imagen.

¿Cómo surgió la polémica?

A través de un video subido a su cuenta de Facebook, en el que se le puede ver dentro de la avioneta y acompañado por Marcelo Ebrard y Alfonso Durazo, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia bromea sobre el avión en el que viaja, mencionando que no lo tiene ni Trump, y que no lo puede vender porque no es suyo.

“Nada más para que vean que este avión no lo tiene ni Donald Trump, pero no lo vamos a vender porque no es de nosotros; el que vamos a vender es el que costó 7 mil 500 millones, ese sí lo vamos a vender, no me voy a subir a ese avión”, indicó.

Comentarios

  1. Margarita Alba

    Es increible que la gente sea tan, pero tan imbecil, se preocupe tanto por este asunto del avión que hasta da gueva tener que explicarles porque y que nada tiene que ver con que use aviación comercial, o venda el avion presidencial o use un Tsuru.
    Con toda esta alaraca, primero se observa la estupidez y segundo el desconocimiento tanto del país como de su “amplia” oferta para transportarse.
    Además el costo en terminos económicos, es más barato, en treminos de desgaste, no se cansa la gente y amlo y en terminos ambientales, disminuye las emisiones a la atmósfera de GEI, porque acortaron distancias.
    Pero otra vez la burra al trigo!!!!

  2. porque no sacan a el miado que viajo en elicoptero al rancho del fox
    ahí se encontraba también el gobernador de gto. marquez marquez
    cual es la diferencia, estos fueron en plan de convivir y amlo fue
    en plan de trabajo. seguirá la guerra sucia como cada 6años
    saludos.

Enviar un comentario