Hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa mañanera, dio a conocer que la rifa del avión presidencial es casi un hecho, e incluso ya en su gobierno tienen el diseño de los cachitos, el cual es éste:

En el boleto se puede ver la leyenda “Es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”.

La rifa se anunciará formalmente si la próxima semana no ha llegado una buena oferta por la compra del avión. Es decir, es casi un hecho que se hará la rifa.

“Ya tenemos, por ejemplo, hasta el diseño del boleto. Es una cooperación para equipos médicos donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”, indicó el mandatario.

AMLO informó que la próxima semana se reunirá con su gabinete para determinar si se hará o no el sorteo del avión presidencial y en caso de que así sea, explicará detalladamente todo el proceso de compra, rifa y mantenimiento de la aeronave.

Tentativamente, el sorteo sería el próximo 5 de mayo.


El mandatario aseguró que ha recibido mucha solidaridad con la idea de la rifa del avión presidencial pues la gente desea ayudar.

“Estoy recibiendo mucha solidaridad con la idea de que se rife el avión presidencial, la gente quiere ayudar, quiere cooperar”.

El Presidente señaló que hasta ahora el Gobierno de los Estados Unidos, encabezado por Donald Trump, todavía no ha dado respuesta sobre la oferta del “José María Morelos y Pavón”, pero que una posible opción sería el Gobierno de Canadá, pues supo que el avión del Ministro Justin Trudeau sufrió un desperfecto.

Sobre el plan para vender los “cachitos”, AMLO informó que ya trabajan en eso y recordó que posiblemente sean seis millones de billetes, “cachitos” como le llaman en México, con un costo cada uno de 500 pesos, unos 26.5 dólares.

AMLO dijo que para el sector empresarial se destinarían 4 millones de billetes.

“Los empresarios nos están ayudando mucho y quieren participar y es muy probable que se haga una convocatoria para que 100 o 200 empresas participen y adquieran unos 40 mil billetes que son dos mil millones de pesos (unos 106 millones de dólares)”, dijo López Obrador.

El Presidente expuso que los centros comerciales “podrían, como promoción, por una determinada cantidad de compra, entregar un boleto, o entregarlo a sus trabajadores”.

Y así los dos millones de boletos restantes,  se venderían al público a través de la Lotería Nacional, con los dos mil vendedores y agencias.

“Esto significaría obtener alrededor de tres mil millones de pesos (unos 160 millones de dólares) en total, y descontando gastos se obtendrían los dos mil 500 millones de pesos (133 millones de dólares), además el ganador tendría un año de mantenimiento y estacionamiento” del avión.

Cuestionado sobre la posibilidad de no respetar la ley orgánica de la Lotería Nacional con la rifa del avión presidencial, debido a que la dependencia no permite hacer sorteos en especie y únicamente en efectivo, AMLO indicó que planea hacer una serie de cambios para adecuar el marco legal. 

“Se tiene que hacer todo un marco legal de la lotería para resolver, hay que resolver el pago de impuestos, ¿qué se hace con una empresa que compra determinado número de boletos? Todo eso estamos analizando, pero si pudieron reponer, pagar este avión que fue un absurdo, ¿Cómo no vamos a poder nosotros resolver para venderlo? Nos vamos a deshacer del avión. Lo que se obtenga será para comprar equipo médico”, sentenció el Presidente.

Al final, López Obrador afirmó que le preocupa que quién gane el avión pueda “echarse a perder” por el dinero.

“Mi única preocupación es que se trata de un bien qué significa mucho dinero y el dinero es una tentación, es la mamá y el papá del diablo, echa a perder el dinero a veces a las personas y yo no quiero que nadie se eche a perder, no quiero que se destruya ninguna familia porque si vale más que lo material y no quiero cargar con esa culpa. Eso es lo único que nos está deteniendo de cómo le hacemos para que el que se saque el premio no se desgracie”, expresó AMLO.