Ayer conversó con el fundador de Facebook Mark Zuckerberg para llevar Internet a las comunidades más pobres y alejadas del país. Hoy Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo año podría comenzar a operar la nueva empresa del Estado que llevará la tecnología digital a los sitios más recónditos de México.

En la ‘mañanera’ de este miércoles, el tabasqueño explicó que se asociará con otras empresas para que los pueblos marginados, pobres, sean tomados en cuenta. Dijo que, ante el rechazo de empresarios a participar en este proyecto, decidió que lo más conveniente es que el Gobierno Federal asuma el reto porque “se termina el sexenio y no van a tener internet los pueblos”,

“Esta empresa no es con fines de lucro, es un servicio social, es como la educación pública, gratuita. Vamos a sacar los costos, el ser una empresa sin fines de lucro no significa necesariamente perder”, resaltó.

Carlos Slim Helú, dueño del Grupo Carso, un conglomerado de una docena de empresas, es precisamente uno de los empresarios que declinó participar en la instalación de Internet y telefonía móvil en las comunidades más apartadas. El hombre más rico de México y el octavo del mundo, dijo que no porque no se trata sólo de colocar “cablecitos y fibra óptica”.

https://twitter.com/GobiernoMX/status/1141412957961826304

López Obrador dijo que ya se encuentra en proceso de diálogo con integrantes del Consejo del Instituto Federal de Telecomunicaciones para solicitar la concesión una vez que la empresa esté constituida, y utilizar la infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad que tiene alrededor de 50 mil kilómetros de fibra óptica.

“Esta empresa nueva del Estado hará lo opuesto que hacen las empresas privadas que empiezan del centro a la periferia; nosotros vamos a empezar de la periferia al centro. Eso no significa cancelar ninguna concesión”, aclaró el mandatario.

Respecto a la charla que sostuvo el día de ayer con el fundador de Facebook, dijo que existe disposición de su parte para invertir en el proyecto, pero los detalles los dialogarán personalmente, pues la conversación que sostuvieron ayer fue mediante una videoconferencia.  

“Están dispuestos hacerlo (invertir) siempre y cuando (la empresa pública) sea a fin a sus planes, porque ellos hacen acuerdos con empresas de telecomunicación”.

López Obrador mencionó que conectar a todo el país con servicios de Internet y telefonía móvil sería importante para todos los mexicanos, y principalmente para los migrantes que viven en Estados Unidos y envían alrededor de 34 mil millones de dólares a sus familiares en remesas. Dijo que mucho de ese dinero llega a estos pueblos abandonados, y “les cuesta muchísimo la intermediación”.

El mandatario añadió que la Reforma en Telecomunicaciones fracasó porque no se planteó como algo central, comunicar al país.