Tras el suicidio del bajista de Botellita de Jerez, Armando Vega Gil, luego de ser acusado de haber acosado sexualmente a una menor de 13 años, el movimiento #MeTooMusicosMexicanos anunció que su trabajo ha terminado.

Después de haber denunciado durante varias semanas una serie de casos en los que músicos importantes figuraron por sus conductas sexuales inapropiadas en contra de las mujeres, el movimiento publicó un comunicado en su cuenta de Twitter, @metoomusicamx, explicando el motivo por el que dejarán de continuar con la publicación de los relatos.

“Es con mucha pena que decimos hasta pronto a este movimiento. Estamos viviendo en un país sumamente machista, en el cual aún no se entiende la libertad, el respeto ni el dolor de una mujer. Quién sabe cuántos años más habrá que vivir así”.

En el documento, se enlistan los nombres de algunos músicos que fueron señalados en la cuenta de Twitter por presuntamente haber acosado o violentado una mujer, entre ellos León Larregui, de Zoé; Efrén Barón, de División Minúscula; Gastón Espinosa (alias LNGSHT), Hugo Muñoz, Víctor Cintra, de Agrupación Cariño; Jerónimo Sada, Yayo González, de Paté de Fuá; y Ernesto Licona.

Y se pide no olvidar los nombres citados:

“A las mujeres y a los hombres que creyeron en nosotros desde el principio, que supieron que lo que estábamos haciendo era la única manera de crear conciencia: gracias”.

“A todas las víctimas que alzaron la voz: vivimos esto con ustedes. Vivimos lo que pasa cuando denuncias. Vivimos que nadie te crea. Vivimos que tu abusador sea tu víctima. Solo nos tenemos a nosotras. Nosotras siempre les creímos a ustedes, esperamos que ustedes también nos crean”.

En la publicación fue incluida una disculpa a los allegados del músico Armando Vega Gil:

“Lamentamos profundamente el suicidio de Armando Vega Gil. Nuestra reacción inicial no fue la adecuada y, por ello, extendemos una disculpa honesta a todos sus allegados. Jamás incitamos a alguien a hacerse ningún daño ni a acabar con su vida, en lugar de afrontar los hechos ante las autoridades”.

 

El domingo, la cuenta @metoomusicamx realizó una acusación contra Armando Vega Gil, por supuestamente haber acosado sexualmente hace 14 años, a una menor de 13 años.

Luego del señalamiento, el bajista de Botellita de Jerez publicó una carta en Twitter en la cual anunció que se suicidaría para no sufrir los perjuicios que le causaría la denuncia.

 

Pese al fuerte y delicado contenido de la misiva, en la cuenta @metoomusicamx se afirmó que el músico estaba recurriendo al chantaje para evadir su responsabilidad y la consideraron una “burla”.

Lo hicieron aún cuando desde las 5:50 de la mañana de ese lunes, el suicidio de Armando Vega Gil era una realidad, pues a esa hora su cuerpo fue encontrado colgando de un árbol con un alambre en la calle de La Morena, en la colonia Narvarte de la Ciudad de México.