La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer los enormes lujos, muchos de ellos sin comprobar, de los que disfrutaban algunos de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en 2018.

Entre los despilfarros se encuentran la compra de sillones ergonómicos, la entrega de vales de gasolina y las facturas de hospedaje sin comprobar, así como la compra de vehículos de lujo.

De acuerdo con la auditoría 2018-0-03100-19-0004-2019 hecha a la Gestión Financiera del año pasado, la SCJN erogó 4 millones 211 mil pesos en combustibles, lubricantes y aditivos para autos mediante la partida 26103.

Recinto de la SCJN. Foto: Especial.

De igual forma, se pagaron más de 2 millones de pesos con cargo al erario público para el pago de telefonía celular y de servicio de internet.

“Con cargo en las partidas 31501 ‘Servicio de telefonía celular’ y 32603 ‘Servicios de internet’ se registraron 1,110.6 miles de pesos y 1,190.0 miles de pesos, respectivamente, correspondientes a la ‘Contratación del servicio de telefonía celular e internet móvil 2018’ mediante una adjudicación directa autorizada por el Comité de adquisiciones y servicios, obras y desincorporaciones (CASOD), el 14 de diciembre de 2017 por unanimidad”.

Para los funcionarios que hicieron viajes nacionales y se destinaron viáticos, se destinaron del erario público 5 millones 831 mil pesos, mientras que para los viajes extranjeros fueron 2 millones 346 mil pesos.

Facturas sin comprobar

El mismo documento de la ASF reveló que, en 10 casos, los ministros no presentaron las facturas que comprobaran el gasto de 118 mil pesos.

“Se identificaron 10 casos en los cuales los ministros no presentaron la documentación comprobatoria de los viáticos otorgados por 118.4 miles de pesos, y en su lugar, presentaron constancias en las que manifestaron la imposibilidad de contar con la comprobación fiscal”.

Como respuesta, en julio de 2014 la SCJN presentó un escrito donde autoriza la excepción de la comprobación de los ministros, tanto en viajes nacionales como internacionales.

Compraron sillones ergonómicos

El listado de gastos también revela un apartado que menciona que 5 millones 464 mil pesos fueron destinados para la compra de sillones ergonómicos y ejecutivos para el personal de la Corte.

“Un importe de 5 mil 464.9 miles de pesos que correspondió a la adquisición de sillones ergonómicos y ejecutivos, confortables, mesas y protección de muebles adjudicados mediante la Licitación Pública Nacional número LPN/SCJN/DGRM-DABC/015/2018, de lo cual se constató que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contó con la suficiencia presupuestal respectiva y con el estudio de mercado; asimismo, que la junta de aclaraciones, el acta de cierre de recepción de propuestas y el fallo correspondiente se realizaron dentro de los plazos establecidos, y que resultó adjudicado el proveedor que presentó la propuesta económica más baja y cuyos dictámenes técnico, económico”.

Vehículos bajo pedido

Además, la SCJN también adquirió dos vehículos bajo pedido. Uno de ellos con un costo de 556 mil pesos y el segundo por 669 mil pesos.

“Con cargo en la partida 54105 ‘Vehículos y Equipos Terrestres, destinados a servidores públicos’, se ejercieron 1,226.8 miles de pesos correspondientes a la compra de dos vehículos mediante los Concursos Públicos sumarios números CPSI/DGRMDABC/0042018 y el CPSI/DGRM-DABC/016/2018 por importes de 556.9 miles de pesos y 669.9 miles de pesos, respectivamente, respecto de los cuales se observó que fueron solicitados por marca específica y que sólo existe un documento denominado “Comparativo de Marcas”, el cual carece del soporte documental respectivo; tampoco se cuenta con la justificación que acredite la necesidad de adquirir dichos vehículos por marca determinada”.