Este martes, la Secretaría del Trabajo y el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, acordaron que la elección del sindicato en Pemex en las 36 secciones se realice mediante voto secreto de los agremiados, es decir, que éstos serán depositados en urnas.

Lo anterior fue revelado en conferencia por las futuras Secretarias de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Energía, Rocío Nahle, quienes indicaron que por primera vez en 70 años se realizará un proceso democrático de este tipo.

“Festejamos la convocatoria que ha hecho el sindicato de trabajadores petroleros, en donde se establece el voto secreto y libre”, dijo Sánchez Cordero.

Por su parte, Nahle llamó a los trabajadores a participar en este proceso electoral, pues se trata de un avance histórico.

Rocío Nahle. Foto: Especial

En algunas secciones sindicales se registraron varias planillas. Tal es el caso de Minatitlán, Poza Rica, Villahermosa, Salina Cruz y Salamanca, donde hay por lo menos dos planillas. Mientras tanto, en Ciudad Madero, la 43 de la Ciudad de México, Tula, Ciudad del Carmen y en Reforma, Chiapas, hay solamente una.

Este domingo, las secciones locales del sindicato de Pemex hicieron pública una convocatoria para llevar a cabo la renovación de los comités ejecutivos, consejos de vigilancia y comisiones de honor y justicia locales, mediante el método de escrutinio, que no garantiza el voto secreto, por lo que generó diversas reacciones en contra.

Además, este martes, Olga Sánchez Cordero fue cuestionada sobre la situación irregular en la que permanecen los estatutos del sindicato, que no contemplan el voto secreto. La exministra aseguró que por encima de ese ordenamiento están la Constitución y el Convenio 98 de la OIT en materia de libertad sindical, recientemente ratificado por el Senado.

Nahle también aplaudió el acuerdo que garantiza el voto secreto e indicó que Morena no se entrometerá para evitar que los trabajadores voten por Romero Deschamps y su grupo. Dijo que su partido no juega en la contienda interna y que no respalda a ninguna planilla de las que participarán en la contienda.

“Eso lo tienen que solucionar los trabajadores y aquí cabe señalar que Morena no tienen ninguna planilla y ninguna representatividad. Morena es un partido político, somos grupos parlamentarios y no nos metemos en la vida sindical”, dijo.

También se comprometió a supervisar cada elección para que se garantice el principio constitucional del voto libre y secreto.