Hoy el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que había sido saboteado un ducto de Pemex, lo cual se llegó a afectar en días pasados, de forma momentánea, el abasto de combustible en la Ciudad de México.

Afirmó el mandatario:

El problema de la escasez de gasolina en la CDMX se originó, y ya estamos avanzando, porque hubo un sabotaje a un ducto de conducción de combustible, de gasolinas, de Tuxpan a Azcapotzalco. Se reparó (ayer lo comenté), se reestableció el servicio ayer todo el día, y volvieron a bloquear. Volvieron a afectar el ducto. Sin embargo, se avanzó bastante y ya vamos hacia la normalidad en la Ciudad de México, en Estado de México, y en otros estados.

El Presidente mostró el siguiente video donde se ve la afectación que tuvo el ducto.

Respecto a la reparación del ducto, ahondó:

Teníamos previsto (ese fue el informe que nos dieron en Pemex) que hoy a las cinco de la mañana íbamos a poder regularizar por completo el abasto en la ciudad. Pero a las diez de la noche volvieron a afectar el ducto, ya de nuevo se está reparando. De todas maneras ya se tiene gasolina suficiente en la ciudad, y es cosa de distribuirla a las estacones.

El Presidente explicó que, a partir de hoy, el combate al robo de gasolina pasaba a otra etapa, pues se reforzaría la vigilancia de mil 600 kilómetros en los seis ductos principales del país que trasladan combustible.

Vamos a seguir desplegando todas las acciones que sean necesarias. No va a haber marcha atrás, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso. Vamos a enfrentar este flagelo.

El mandatario dejó un mensaje a quienes participan en el robo de combustible:

Es el Estado democrático de derecho el que está decidido a enfrentar esta corrupción del robo de hidrocarburos. Es el Estado no es sólo Pemex, no sólo es la policía federal la policía militar, la policía naval, es el Estado Mexicano. Para que se vaya entendiendo.

Andrés Manuel López Obrador, como lo ha venido haciendo en estos días, solicitó la paciencia de la población, su colaboración y su apoyo.

Y a las comunidades donde pasan los ductos,

que nos ayuden, que si antes por falta de oportunidades colaboraban con quienes se dedican al robarse los combustibles, que ya no lo hagan, que no haya complicidad, ya cambiaron las cosas, ya los servidores públicos no se roban el dinero del pueblo y nadie debe dedicase al robo.

Afirmó que el mandatario que para dichas comunidades hay programas sociales que se están poniendo en marcha.