Por: Redacción (@revistapolemon)

16 de julio 2018.- De 2005 a la fecha, el dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ha recibido cerca de mil 400 millones de pesos para él y sus allegados en el Comité Ejecutivo del Sindicato sin rendir ningún tipo de cuentas.

De acuerdo con el portal SinEmbargo, a pesar de que el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) determinó en 2007 que los contratos colectivos del sindicato deberían ser clasificados como información pública y ser consultados en la página pública de Petróleos Mexicanos (Pemex), éstos están a medias.

Deschamps logró que, a partir de 2011, pudiera ser ocultado el contenido de las cláusulas y los acuerdos en los que están especificadas las cantidades que por varios conceptos recibe de manera directa en su cuenta del sindicato.

Al acceder a esa información supuestamente abierta a los ciudadanos, es imposible ver la cláusula 251 BIS en la que Pemex se compromete a entregarle dinero a Deschamps para los gastos de las festividades del 1 de mayo y el 18 de marzo, una cantidad que se estima con seis ceros.

Esta suma no es para todos los trabajadores petroleros afiliados al sindicato, sino  que la recibe él en su calidad de “primer obrero petrolero”, de acuerdo con lo acordado en los contratos colectivos de trabajo.

Pese a tanta opacidad, SinEmbargo realizó en su investigación un ejercicio para estimar cuánto dinero ha recibido Deschamps de 2006 a la fecha, únicamente basándose en los números que él ha decidido hacer públicos.

“Digamos que se le hace un acercamiento de lupa sólo con lo que él dejó asentado en los contratos colectivos. Digamos que se le cree a Romero Deschamps”, dice el reportaje.

Así, explica cómo Pemex ha transferido en ese lapso de tiempo, y sólo por cuatro conceptos, casi mil 400 millones de pesos, lo que significa 36.8 veces más de lo que donó para la reconstrucción de infraestructura en Oaxaca después de los sismos de septiembre.

Esa cifra también supera el dinero público federal que tuvo en el mismo lapso por subsidio la Escuela Normal Rural Superior Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa. En diez años, la normal no recibió ni diez millones de pesos del Programa Profesional Docente -antes Programa de Mejoramiento Institucional de las Escuelas Normales Públicas (Promin), según cifras proporcionadas por la escuela y por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Uno de los motivos por los que Romero Deschamps cobró millonarias sumas fue para las festividades por la nacionalización del petróleo, el 18 de marzo. Al revisar los contratos colectivos de 200-2007, 2007-2009 y 2009-2011, el gobierno federal le habría entregado 88 millones 626 mil 938 pesos.

Con el desfile del 1 de mayo es similar, con una suma de 69 millones 178 mil 96 pesos, aunque sólo pudieron ser revisados los datos de 2005 a 2011.

Además, sólo por revisar el contrato colectivo, Romero Deschamps recibe otra cantidad sobre la cual, sólo se sabe hasta 2011 y luego el concepto quedó oculto en las negociaciones con Pemex. Hasta entonces, el monto era de 567 millones 212 mil 400 pesos.

Pero la cúpula sindical también ha recibido dinero para viajes, un monto que sí ha sido presentado de manera transparente. En 13 años, ha tenido una suma para este propósito de 388 millones 112 mil 737 pesos.

SinEmbargo también denuncia que el poder que tiene es tal, que en la última década no prosperaron las denuncias hechas ante la Procuraduría General de la República (PGR) de instituciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, la Gran Alianza Nacional Petrolera, la Unión Nacional para el Desarrollo Social de Trabajadores de la Industria Petrolera y el movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, por mencionar algunas.

Además su influencia es tan grande que continuará hasta 2024, según aprobaron las 36 secciones del sindicato en diciembre pasado. Para ese entonces habrá cumplido 31 años en el puesto, en una organización en la que trianguló dinero para campañas a favor del PRI en el escándalo del “Pemexgate”.

No obstante, en mayo pasado Andrés Manuel López Obrador, quien era aún candidato a la presidencia, prometió en Veracruz que abogaría por la democracia sindical y que el cacicazgo en el manejo del sindicato del petróleo llegaría a su fin. Ahora que el tabasqueño es el presidente electo, puede que por fin el ocaso del reinado de Romero Deschamps sea una realidad.